Kiko Rivera no es aceptado en la familia de Irene Rosales

Los suegros de Kiko Rivera, sus enemigos

tx

Llevan algo más de un año juntos, a finales de año se convertirán en padres y en 2016 planean casarse. Pero aunque todos estos planes de Kiko Rivera e Irene Rosales son buenas noticas, los padres de ella no están de acuerdo con esta relación. Ambos apoyan a su hija pero, como quieren lo mejor para ella, creen que la vida del Dj no es beneficiosa para Irene y le han pedido que cambie sus costumbres, especialmente sus salidas nocturnas.

Una petición que cobra más fuerza en las últimas semanas, cuando han quedado al descubierto las presuntas infidelidades del hijo de Isabel Pantoja. Unos rumores que a Irene no parecen afectarle. «Cada cosa tiene la importancia que uno le quiera dar. Y puedo asegurar que lo más importante en mi vida es que nuestra pequeña bebé este sanita y nazca con mucha fuerza y salud. Sus papás nos encargaremos de transmitirle todo el amor que no tenemos el uno al otro para poder formar una familia feliz», decía la joven en su cuenta personal de Instagram.

Tener en contra a sus suegros es solo la última noticia de esta mala racha que vive Kiko, marcada por el ingreso de su madre en prisión y por el revés que le ha dado la justicia al concederle la custodia de su hijo, Francisquito, a Jessica Bueno. Lo único bueno en estos meses es que ha tenido un acercamiento con su hermano mayor, Francisco Rivera, y que está muy emocionado ante la inminente boda de Cayetano y Eva González, a la que ya ha confirmado asistencia.

 

Déjanos tus Comentarios