El grave problema de salud de Kiko Matamoros

Kiko Matamoros

Kiko Matamoros ha confesado que tiene varios tumores en la vejiga, razón por la que tendrá que ser intervenido de urgencia.

El colaborador de Sálvame ha confesado una noticia sobre su salud que podría cambiarle la vida para siempre. Kiko Matamoros tendrá que ser operado de urgencia porque le han descubierto una serie de tumores en la vejiga. Marta López Álamo, su pareja, estará con él en todo momento y será su principal apoyo.

La pareja, antes de la intervención ha decidido darse un homenaje haciendo un viaje hasta las playas de Cartagena de indias en Colombia para relajarse y estar más unidos que nunca ante la complicada etapa que les espera. Kiko Matamoros ha hablado con sinceridad en exclusiva para la revista Lecturas.

Será intervenido de inmediato

Kiko Matamoros y Marta López

Marta López, su pareja actual ha declarado que apoyará al colaborador en todo momento.

El colaborador de Sálvame será intervenido a principios de agosto ya que se trata de una operación de urgencia que tendrá como objetivo final determinar cuál es la enfermedad que padece Matamoros. Él mismo ha sido quien ha comunicado la noticia y ha hablado sobre lo sucedido sin tapujos.

“Un día me desperté de madrugada en medio de un charco de sangre con ganas de orinar y, horrible, todo sangre”, con estas palabras Kiko Matamoros ha explicado cómo se enteró de que algo en su cuerpo no iba bien. El colaborador ha declarado que “está preparado para lo que pueda pasar”, además, ha confirmado que durante sus vacaciones se está fumando los últimos paquetes de tabaco ya que ha decidido dejarlo por sus problemas de salud.

La fortaleza de Kiko Matamoros

Kiko Matamoros

El colaborador ha demostrado la fortaleza con la que está afrontando su problema de salud.

El colaborador ha demostrado su fortaleza y entereza a la hora de hablar de los problemas de salud que le mantienen en vilo. Además ha relatado cómo los médicos descubrieron los tumores, “tenía una hemorragia, intentaron hacerme un análisis de orina, pero fue imposible porque lo que había era sangre. Me hicieron una ecografía de los riñones y vieron que tenía la vejiga llena de sangre y coágulos”.

Ahora, Kiko Matamoros está preparado para afrontar con positividad lo que suceda. A la pregunta de si está preparado para que los médicos le digan que es cáncer, Kiko está muy seguro,“claro. Hay dos posibilidades, que te digan eso o lo contrario. Y sí, tengo que estar preparado psicológicamente para afrontarlo como venga. No voy a bajar la guardia ni a cambiar, tengo el ánimo suficiente”.

Déjanos tus Comentarios