¿Han arreglado las cosas Kiko Matamoros y su hijo Diego?

Kiko Matamoros

Kiko Matamoros está decepcionado con su hijo. / Mediaset.

Kiko Matamoros y su hijo Diego han protagonizado algunas de las polémicas más mediáticas de la televisión. Era imposible que esto no pasara factura a la relación entre padre e hijo. Por eso, a pocas horas de la boda de Diego, la situación entre ambos sigue siendo muy tensa.

Diego no ve el momento de que llegue el día de la celebración. Será su hermana Laura quien le acompañe hasta el altar. Pero también desea estar acompañado por su padre. Es un día muy importante para él y por eso quiere contar con el apoyo de Kiko, a pesar de los altibajos de su relación.

Diego no pierde la esperanza

¿Asistirá mañana Kiko Matamoros a la boda de su hijo Diego?

A Diego Matamoros le gustaría estar acompañado por su padre en un día tan especial. / Mediaset.

A priori, Matamoros, no tiene pensado asistir al enlace de su hijo, pero este no pierde la esperanza. “La respuesta que tengo es que no, pero no lo sé, le di otra oportunidad de que se lo pensase, es mi padre y creo que debería estar, pero la decisión es suya”. Estas declaraciones de Diego han molestado a su padre.

El polémico colaborador de Sálvame asegura que en ningún momento ha tomado una decisión. La actitud de su hijo no le está ayudando para decantarse por asistir al compromiso. “Se lo voy a decir con respeto a mi hijo pero con tristeza, no me das oportunidades, quédate con eso, aquí las oportunidades me parece que quien las ha dado, he sido yo”.

Kiko está decepcionado

¿Asistirá mañana Kiko Matamoros a la boda de su hijo Diego?

Pronto sabremos si Kiko asiste al enlace de su hijo con Estela Grande. / Mediaset.

Matamoros insiste en que esta no es la forma de solventar un problema del calibre del que tienen. “No me mandes esos mensajes en público porque al primero a quien no le hace ningún favor es a ti”. El colaborador se sinceraba y se notaba que hablaba desde el corazón. Kiko ha sustituido la ira por la pena y lo demuestra en la forma de hablar del conflicto.

El colaborador continuará con la incertidumbre y esperará hasta el último momento para tomar la decisión final. Kiko se encuentra entre la espada y la pared, sabe que tome la decisión que tome alguien resultará herido. ¿Acabará asistiendo a la boda de su hijo? Cada vez queda menos para saberlo.

Déjanos tus Comentarios