Kiko Matamoros acerca posturas con su hija Anita

Kiko Matamoros y su hija Anita acercan posturas

Tras comer juntos, Kiko Matamoros y Anita se marchaben juntos en coche.

Tras el divorcio de Kiko Matamoros y Makoke todo saltó por los aires. El que hasta la fecha había sido un matrimonio perfecto (con sus crisis, rupturas, reconciliaciones…) parecía que nunca lo hubiera sido. Tras un tiempo de paz, ambos cargaban las armas y se atacaban el uno al otro.

Esta reprochable actitud hacía que la pequeña del clan Matamoros replegara sus alas y tratara de mantenerse lo más apartada del campo de batalla. Para ello contaba con ventaja ya que, en cuanto Makoke entró en GH VIP, Anita puso rumbo a Milán para comenzar sus estudios y, con ellos, una nueva vida.

¿Con mamá o con papá?

Kiko Matamoros y su hija Anita acercan posturas

GH VIP permitía a Makoke despedirse de su hija antes de que Anita ponga rumbo a Milán. Mediaset

Esta distancia física parece que dio paso a una distancia emocional. Por lo menos con su padre, Kiko. El colaborador ya ha pasado por algo similar. Su divorcio de Marian Flores le alejó de sus hijos. Le ha costado mucho volver a tener una relación normal con ellos y, de hecho con algunos nunca la tendrá. Este es el caso de Diego, con quien mantiene una guerra abierta en televisión. Con Laura parece que ahora vive un momento de cordialidad y entendimiento.

Uno de los mayores miedos de Kiko era que la historia se repitiera con Anita. Temía que su hija le viera como el malo de toda esta historia y por ello habló públicamente de cómo quería evitarlo. Incluso llegó a llorar mientras contaba que su hija no le había escrito durante su última visita a España.

Kiko Matamoros puede respirar tranquilo

Kiko Matamoros y su hija Anita acercan posturas

Padre e hija parecen dispuestos a luchar por su relación.

Ahora parece que toda esa tensa situación ha quedado atrás. Anita y él se han reunido y han acercado posturas. Parece que ninguno de los dos está dispuesto a dejar que un matrimonio fracasado rompa su relación padre-hija.

De hecho Anita ha llegado a asegurar que no hay nada que arreglar porque no había ningún problema entre ellos. Esto no explicaría petición de ayuda que Kiko protagonizó en Sálvame. El tiempo todo lo cura y ellos están dispuestos a no perderse el uno al otro.

Déjanos tus Comentarios