La reina Isabel cede el testigo a Kate Middleton

Kate Middleton sustituye a la reina Isabel

Kate Middleton y el príncipe Guillermo han representado a  la reina Isabel durante su  obligado aislamiento para protegerse del coronavirus.

Kate Middleton y Guillermo de Inglaterra han dado un paso al frente en su posición dentro de la familia real. La razón es la misma que nos tiene a todos recluidos en casa: el coronavirus. Aunque el repunte de casos positivos y fallecimientos en los últimos días han hecho que Boris Johnson decrete el aislamiento de la población, hasta ahora, ellos han sido el rostro visible de la monarquía.

Hace una semana, la reina Isabel se marchó al castillo de Windsor. La soberana, que cumplirá 94 años en abril, está entre los grupos de alto riesgo si resultase infectada por COVID-19. Por este motivo, se decidió que permaneciese aislada y alejada de la vida institucional junto a su marido, el duque de Edimburgo. El problema era que su heredero, el príncipe Carlos tiene 71 años y se ha confirmado su positivo en el  test de coronavirus.

Kate Middleton y Guillermo, al rescate

Kate Middleton y Guillermo hacen frente al coronavirus.

Hace unos días, los duques de Cambridge visitaron el servicio de ambulancias de Londres.

Mientras Isabel II estaba  en Windsor, el príncipe Carlos permanecía con su esposa, Camilla, también aislado en Balmoral, donde se confirmó que el heredero tiene coronavirus.  Con ellos fuera de juego por esta situación, los duques de Cambridge siguieron adelante con su agenda oficial. Entre otras actividades, visitaron el Sevicio de Ambulancia de Londres en Croydon para agradecer en nombre de su familia y de los británicos el trabajo que realiza el personal que lo atiende.

Así las cosas, Kate Middleton y el príncipe Guillermo han dado un paso al frente. Ellos han sido la cara visible de la Institución en los últimos días.  Segundo en la línea sucesoria, a sus 37 años Guillermo está más que formado y preparado para asumir la jefatura del Estado en ausencia de la Reina y el heredero.

Atrás quedó la broma del príncipe sobre el coronavirus

Kate Middleton no se imaginaba que su afición a la cocina fuera centro de atención del príncipe Louis.

Kate Middleton y su marido, durante uno de sus últimos posados familiares en Anmer Hall, su casa de campo en Norfolk.

En su mayor proyección mediática y social como futuro Rey, Kate Middleton siempre se ha mantenido firme al lado de su marido. Antes de que estallara la crisis sanitaria, ambos estaban volcados en diferentes proyectos centrados, por ejemplo, en la salud mental de la población y la conservación medioambiental. Sin embargo, todo apunta a que en los próximos meses se volcarán en mejorar la situación de afectados por coronavirus.

Mucho ha cambiado la opinión del príncipe Gillermo sobre la gravedad del COVID-19. Durante el viaje oficial que Kate Middletón  y él hicieron a Irlanda a principios de marzo, llegó a bromear  con el tema en una conversación con sanitarios. «Me imagino a todo el mundo diciendo  ‘me estoy muriendo, tengo coronavirus’ y vosotros diciéndoles: ‘No, solo tienes tos’. Hoy, las bromas han quedado atrás y lo que pide es unidad para afrontarlo.

Déjanos tus Comentarios