Kate Middleton, enfrentada con la reina Isabel II

Kate Middleton, enfrentada con la reina Isabel II

Kate Middleton se ha plantado, algo que no ha sido del agrado de la reina Isabel II.

Llegan tiempos convulsos a la familia real británica; y no nos referimos a la expectación que levanta el más que posible anuncio de compromiso del príncipe Harry con Meghan Markle. Por lo que parece, las cosas en el Palacio de Buckingham andan revueltas debido a la última petición de Kate Middleton.

Al parecer, la duquesa de Cambridge habría pedido a la mismísima reina Isabel II que reduzca el ritmo de su agenda oficial. Tras el anuncio de su tercer embarazo, la mujer del príncipe Guillermo comenzó a sentir molestias, al igual que en sus anteriores embarazos, por culpa de la hiperémesis gravídica; sin embargo, ya pasadas, ha retomado sus compromisos reales con normalidad. Algo que, por lo que parece, no acaba de convencer a Kate.

Según varios medios británicos, la hermana de Pippa quiere dedicar más tiempo a su familia. En la próxima primavera tres serán los niños que requieran su atención y, aunque cuenta con ayuda de niñeras y del personal de Kensington Palace, quiere centrarse en ellos.

Isabel II, enfadada con Kate Middleton

Kate Middleton, enfrentada con la reina Isabel II

La reina Isabel II no entiende la postura de Kate Middleton frente a sus obligaciones reales.

Al parecer, la petición de la mujer de su nieto no ha sentada nada bien a la soberana británica. La reina Isabel II no entiende que Kate quiera dedicar menos tiempo a sus obligaciones reales. Cabe destacar que el sacrificio que se le está pidiendo a la duquesa de Cambridge es menor que el que, en su momento, hizo la abuela de su marido. Y es que la monarca británica se entregó en cuerpo y alma a sus compromisos; dejó, incluso, en un segundo plano su vida marital y familiar.

Y, según puntan las fuentes, Isabel II va más allá. Como sabemos, su nieto Guillermo es el futuro heredero de la corona; algún día, Kate Middleton será la consorte. ¿Querrá dejar también de lado sus obligaciones como esposa del rey? ¿Podrá no estar preparada para el papel que se espera de ella? Por ahora, la sombra de la duda planea sobre el Palacio de Buckingham.

Déjanos tus Comentarios