Kate Middleton y el secreto mejor guardado de su boda

Kate Middleton maquillaje

Kate Middleton y Guillermo de Inglaterra derrochan complicidad desde hace más de 15 años.

La boda de los duques de Cambridge sigue dando qué hablar. Los siete años transcurridos desde aquel famoso ‘sí, quiero’ no han acabado con todas las noticias que rodean el gran día de Kate Middleton y el príncipe Guillermo. Un enlace sobre el que todavía se pueden desvelar algunos secretos. Uno de ellos protagonizado por la novia, que se atrevió con un gran reto, aquel 29 de abril de 2011.

Kate Middleton lució para este acontecimiento un espectacular vestido de de Sarah Burton para Alexander McQueen. Un diseño, que ha inspirado a miles de novias desde entonces, que habría costado entorno a los 450.000 dólares. Una creación de corte victoriano en satin gazar, un suave tejido con dos tonos de blanco. Además de los cuidados bordados que recubrían parte de la creación. Kate lo combinó con la tiara Cartier de la reina Isabel, con más de 1.000 diamantes engarzados.

El toque maestro de Kate Middleton

Kate Middleton maquillajeLos Duques anunciaron su compromiso con unas fotografías en las que Kate lució su maquillaje de ojos habitual. 

Una boda analizada al detalle, en la que la novia se atrevió con un gesto que pocas contrayentes harían. Los rumores comenzaron a surgir semanas antes del gran evento. Al ser maquillada para las fotos oficiales de compromiso, la Duquesa no quedó muy satisfecha con el resultado. La joven se habría sentido disfrazada y demasiado artificial para su gusto. La prensa británica aseguró entonces que la madre de George, Charlotte y Louis optó por desmaquillarse. Kate habría cogido entonces las brochas para hacer ella su propio maquillaje. Una forma de sentirse cómoda con el maquillaje elegido.

Una pasión por la belleza que volvió a demostrar en su boda. Kate Middleton optó por no contratar a ningún maquillador para el día de su enlace. La duquesa de Cambridge, consciente de su maña con los pinceles, prefirió arreglarse ella misma. Una prueba de la gran tranquilidad que mantenía en las horas previas a la celebración. A pesar de los más de 2.000 invitados que la esperaban en la Abadía de Westminster. Sí contó con la ayuda de Arabella Preston. Una conocida maquilladora que la aconsejó sobre qué productos y texturas eran los más idóneos para su enlace.

La habilidad secreta de la futura Reina

Kate Middleton maquillaje

Kate Middleton, resplandeciente, a su salida de la Abadía de Westminster.

Kate confió para su enlace en la firma Bobbie Brown. Así lo confirmó la propia firma de maquillaje, que anunció qué productos había elegido la novia. Convirtiéndose en un éxito de ventas al instante. Las líneas de su look beauty fueron acordes a cómo venía luciendo normalmente. Sofisticado y natural, prevalecieron los colores suaves. Especialmente en el párpado, donde aplicó dos tonos de sombra: Ivory y Slate.

El toque más potente llegó con la elección del color negro para pintar la línea de los ojos. Una característica que entonces muchos criticaron, al considerarla alejada de los maquillajes de novia tradicionales, pero que es una de sus señas de identidad en su ritual de belleza. Además, lució tres tonos de colorete y un labial con efecto brillante, el sandwash crystalgloss. Una habilidad desconocida de Kate Middleton que seguro ha vuelto a poner en práctica en muchos más eventos. Parece que la historia ha ganado una Reina, pero ha perdido una youtuber de belleza.

Déjanos tus Comentarios