El anillo que podría acabar con la relación de Justin Bieber y Hailey Baldwin

Justin Bieber le pide matrimonio a Hailey Baldwin

Justin Bieber y Hailey Baldwin ya tuvieron un fugaz romance hace unos años. Ahora es definitivo.

Cada paso que da Justin Bieber está rodeado de polémica. Y aunque ahora todo parecía irle sobre ruedas al cantante, todo apunta a que su relación con Hailey Baldwin podría peligrar. Es cierto que ambos están muy ilusionados con los preparativos de su enlace, que será religioso debido a la gran fe de los dos. Sin embargo, esta esperadísima boda podría llegar a cancelarse. ¿El motivo? La joven podría enfadarse mucho al conocer la verdadera historia del anillo de compromiso que luce en su mano izquierda.

Según revela la prensa australiana, esta exclusiva pieza de diamantes no la compró Justin para la modelo sino que la destinataria inicial era su anterior pareja, Selena Gomez. De hecho, comentan que llegó a dárselo y que fue precisamente el rechazo de la chica Disney a dar un paso más en lo suyo lo que provocó el fin de esta relación que tantas idas y venidas ha sufrido. Tras esa negativa que tanto le costó asumir, el artista se habría quedado con este anillo que ahora ha sacado de su joyero para comprometerse con Hailey.

Los preparativos ya están en marcha

De llegar finalmente a producirse, los contrayentes optarán por algo sencillo y no multitudinario. A pesar de su fama mundial, quieren compartir este día tan solo con sus más allegados. Además, ella ha pedido a su hermana, Alaia, y a su prima, Ireland (hija de Kim Basinger y Alec Baldwin) que sean su damas de honor. Un papel que ambas han aceptado encantadas ya que además adoran a Justin Bieber y hablan maravillas de él.

Además, una de las primeras cosas que hicieron tras anunciar su boda es ir a visitar al padre de la novia, Stephen Baldwin. Quieren que sea él quien oficie la ceremonia, para la que aún no hay fecha. También han ido a la iglesia Hillsong de Nueva York para apuntarse a los cursos prematrimoniales, un requisito imprescindible para casarte. Con esto ya encauzado, solo les queda concretar el sitio y enviar las invitaciones.

Déjanos tus Comentarios