Viaja a los escenarios de «Juego de Tronos»

Juego de Tronos ha sido una de las series con más localizaciones reales de la televisión. Aquí, un fotomontaje en San Juan de Gaztelugatxe. /Redes Sociales.

Juego de Tronos se despide con esta temporada como uno de los grandes hitos de la historia de la televisión. Una ficción que ha cambiado la vida de sus actores, pero también la de muchos lugares. A la sombra de Juego de Tronos muchos de sus escenarios se han convertido en auténticos lugares de peregrinaje para los seguidores de la serie.

La producción de la serie ha llegado a numerosas partes del mundo. Suponiendo un gran impulso económico para estas localidades. Así lo descubrieron desde la segunda temporada en Dubrovnik. La ciudad croata vio cómo el sector turístico ha recibido 10 millones de dólares por año gracias a Juego de Tronos.

Turistas televisivos

Juego de Tronos

La ciudad de Dubrovnik ha crecido como destino turístico en los últimos años. / Redes Sociales.

Un fenómeno de visitantes en el que también se han visto inmersas otras localidades europeas, especialmente de Irlanda, Reino Unido y Malta. Al igual que Essaouira, en la costa de Marruecos. Una ciudad ya turística, conocida como la perla del Atlántico, que se trasformó en la ciudad de Astapor donde Daenerys Targaryen consigue su ejército de Inmaculados.

Islandia lleva años beneficiándose de Juego de Tronos. El país, con unos paisajes únicos, vio desde la primera temporada de la serie cómo se convertía en el escenario ideal para la saga de George R.R.Martin. El país pasó de recibir 500.000 turistas extranjeros en 2011 a 1,2 millones en solo cuatro años.

Juego de Tronos, amor por España 

Juego de Tronos

Guadalajara ha sido uno de los escenarios elegidos por la ficción para su rodaje. / Redes Sociales.

Un éxito del que también se ha beneficiado nuestro país. El Alcázar de Sevilla se convirtió en el escenario de la residencia del rey Doran Martell de Dorne. Un hito para el mundo de la televisión y del arte, ya que se trataba de la primera ocasión en la que un espacio protegido por la UNESCO acogía un rodaje. Un impacto aún mayor para el mundo del turismo del que también se ha visto beneficiada Córdoba, Gerona, la localidad hispalense de Osuna o de Campillo de Dueñas, en Guadalajara.

El castillo de Zafra, en el Señorío de Molina, es uno de los más desconocidos de nuestro país y se convirtió en la Torre de la Alegría situada en Dorne. Sin hacer spoilers solo diremos que es uno de los escenarios fundamentales para la serie, especialmente para el destino de Jon Nieve. «Me pareció el sitio más increíble en el que imaginaría que podría trabajar», confesó en una entrevista Isaac Hempstead-Wright, que encarna a Bran Stark. Ahora solo queda imaginar cuál será la próxima revolución televisiva y sus escenarios.

Déjanos tus Comentarios