El rey Juan Carlos y la reina Sofía celebran 55 años juntos

Juan Carlos y Sofia

Este 14 de mayo se celebran 55 años (bodas de esmeralda) desde que Juan Carlos, por aquel entonces príncipe de Asturias, y Sofía de Grecia contrajeran matrimonio en la catedral de San Dionisio de Atenas. Minutos más tarde, la princesa tenía que convertirse al cristianismo y así fue. La jornada nupcial terminó con la celebración de un matrimonio civil celebrado en el Salón del Trono del Palacio Real. Tras semejante despliegue se convirtieron en la primera pareja en tener que pronunciar por tres veces el ‘sí, quiero’. Una escena que marcaría el futuro de sus vidas y, a su vez, de España.

Con un espontáneo «eh, ¿nos casamos?», pedía la mano un joven heredero de 24 años, un compromiso que se hizo oficial el 13 de septiembre de 1961. Poco o nada se conocía de su noviazgo hasta ese momento. La pareja se conoció en 1954 durante el crucero Agamenón que reunió a todos los miembros más jóvenes de la realeza en un viaje. En aquel momento no se prestaron atención pero tres años más tarde volvieron a encontrarse en una boda y parece que fue allí cuando se gustaron.

Sofía y Juan Carlos

Sofía y Juan Carlos en la boda de Alexia de Grecia

Fue don Juan Carlos quien empezó a agasajarla con mensajes y regalos «Querida Sofi, pienso muchas veces en ti. ¡Qué bien lo pasamos en la boda! ¿Cuándo volveremos a vernos? ¿Qué haces ahora? Te recuerdo mucho. Besos. Abrazos. Y mucho amor». Esto refleja que de alguna manera los actuales reyes eméritos si se quisieron.

La boda fue digna de unos futuros reyes. Más de 45.000 claveles adornaban una catedral rodeada por más de medio millón de personas que no querían perderse este hito histórico. Sofía, preciosa con un vestido blanco confeccionado por Jean Desses estaba compuesto por más de siete metros de cola. La diadema de diamantes con eslabones fue la elegida por la joven, tiara que también lució doña Letizia el día de su boda con don Felipe.

A modo de anécdota, cabe recordar que debido a los nervios, doña Sofía olvidó pedir permiso a su padre antes de pronunciar el ‘sí, quiero‘. Cosas del destino, esto volvió a pasar en la boda de la infanta Elena con Jaime de Marichalar. Además, se sustituyó la tradicional pareja de la tarta nupcial por una corona.

Letizia y Felipe

Otras opiniones

Según Pilar Urbano, autora de la biografía oficial de doña Sofía, aquel matrimonio fue de conveniencia sobre todo por parte de don Juan Carlos. En cambio cuando se le preguntó directamente a la reina ella contestó: «Me casé muy enamorada, él es el amor de mi vida». Por su parte, «Juanito» respondió a la misma pregunta: «Enamorado románticamente no estaba. Yo le gustaba a Sofía y eso siempre anima. Además, era un buen partido y en conjunto estaba muy bien».

Los jóvenes tuvieron varios factores en contra de su romance, sobre todo Franco, don Juan, padre de Juan Carlos, y por supuesto, los padres de doña Sofía, que no terminaban de confiar en él. A esto se suman los comentarios que aseguran que el rey estaba perdidamente loco por María Gabriela de Saboya, su novia desde la adolescencia. Lo mismo ocurría con Sofía, quien se enamoró del rey Harald de Noruega y la dejó por la reina Silvia.

Aunque Sofía conocía con quien se había casado, su educación no le permitía decir una palabra más alta que otra. Año tras año se ha mostrado como esa esposa y madre intachable ha superpuesto su labor como reina por encima de todo. Después de este cuento de príncipes y princesas quien hubiera dicho que hoy vivirían separados y compartirían escasos momentos juntos. Sin duda, un drama para una estirpe de sangre azul que ha visto como en los últimos tiempos su vida de reyes se desmoronaba por completo.

Juan Carlos y Sofia boda

Boda Juan Carlos y Sofía

Déjanos tus Comentarios