Juan Avellaneda se defiende tras recibir un ataque homófobo

Juan Avellaneda acudiendo a unos premios.

Es uno de los hombres más queridos de la pequeña pantalla. Los buenos consejos que da en Cámbiame han calado en el público. Y es que Juan Avellaneda no solo da buenas directrices respecto a estilismo; también lo hace en cuanto a motivación personal, autoestima… Quizá por este carisma, nadie esperaba que el catalán pudiera sufrir un episodio tan desagradable como un ataque homófobo.

Ha sido el propio Juan quien ha tenido la valentía de denunciar este hecho públicamente en sus redes sociales. En ellas ha colgado una foto en la que se puede ver cómo alguien se ha acercado hasta su atelier solo para hacer daño. Así, ha manchado la placa que hay con su nombre en el portal poniedo con rotulador la palabra “marica”.

“Alucino que estas sigan pasando en 2018. La gente es muy valiente desde el anonimato… Prefiero ser un marica que da la cara a alguien cobarde sin educación, sin valores y total y absolutamente gilipollas… Actos así demuestran que aún nos queda mucho por hacer; que actos como el del 8M o actos para reivindicar las minorías, son actualmente totalmente necesarios”, explicaba el diseñador favorito de las celebrities.

Transformar lo negativo en positivo

Pero Avellaneda no se hunde; todo lo contrario. Estos comentarios solo hacen que desee brillar con más fuerza que nunca, sobre todo porque sabe que hay muchas personas a su lado. Gente que le apoya incondicionalmente y que necesitan que dé lo mejor de sí mismo.

Así, ha conseguido transformar la mala energía en algo bueno y dejar constancia de ello en la moda. Por eso, en la mañana del lunes visitó Cámbiame con un look que servía como denuncia para lo ocurrido. Es una denuncia por lo sucedido en mi estudio, porque con la moda muchas veces podemos comunicar sin hablar, decía con una enorme sonrisa, su seña de identidad.

Además, haciendo gala de su humildad, Juan Avellaneda ha querido dar las gracias por todo el apoyo que ha recibido a raíz de este suceso. “Gracias a todos los que me habéis apoyado. Estoy feliz de ver con todo esto que no hay cabida para el odio en esta sociedad y que hay que apoyarse y ser valiente para denunciar cualquier acto o situación que lo incite o promueva, decía.

Déjanos tus Comentarios