José Fernando reaparece en una corrida solidaria de su padre José Ortega Cano

jose-fernando-plaza-torosJosé Fernando se ha dejado ver, con un recuperado aspecto físico, en compañía de Ana María Aldón

A pesar de que José Ortega Cano había asegurado que su hijo mayor, José Fernando, no iba a salir estas fiestas de la clínica López Ibor, donde tuvo que ser ingresado de nuevo tras sufrir una recaída en sus adicciones, finalmente no ha sido así.

El pasado domingo, 27 de diciembre, en la plaza de toros del municipio madrileño de Torrejón de Ardoz, el diestro Ortega Cano participaba en un tentadero solidario a beneficio de Cruz Roja, y ha contado con un espectador de excepción: su hijo José Fernando.

El joven, con un magnífico aspecto físico, llegó más tarde y, después de saludar a Ana María Aldón –actual pareja del torero- y a José María, su hermano pequeño, se sentó junto a su primo Chema y estuvieron disfrutando del espectáculo matinal que ofrecía Ortega en una de las escasas ocasiones que ha toreado en los últimos años.

A finales del pasado mes de noviembre, se dio a conocer que José Fernando, quien supuestamente continuaba con su rehabilitación en el centro Betania de Albacete, había abandonado el tratamiento para volver a Castilblanco de los Arroyos y habría recaído, supuestamente, en sus adicciones al reencontrarse con sus antiguas amistades.

El pasado día 22 de diciembre, el propio José Ortega Cano confesaba a la prensa que José Fernando había vuelto voluntariamente a Madrid para retomar el tratamiento en la clínica López Ibor, de donde, en un primer momento, no iba a salir durante toda la Navidad.

Sin embargo, la noticia es que parece que el joven se encuentra mucho mejor, más recuperado de lo que en un principio se creía, por lo que le podrían haber permitido abandonar el centro por unas horas para disfrutar de una jornada familiar arropando a su padre en esta faena tan especial. Sin lugar a dudas, el mejor regalo que el diestro ha recibido estos últimos días.

Déjanos tus Comentarios