Jorge Javier Vázquez, de reposo y en la mejor compañía

Jorge Javier Vázquez, de reposo y en la mejor compañía

Jorge Javier Vázquez estará una temporada retirado de la televisión.

Jorge Javier Vázquez fue intervenido hace tan solo unos días tras sufrir un ictus. El presentador, que recibió el alta el pasado viernes, tendrá que cumplir con el reposo que le han ordenado los médicos. A partir de ahora Jorge tendrá que decir adiós a su frenético nivel de vida. 

Este ha sido el primer fin de semana que Jorge ha pasado en su casa tras salir del hospital. El presentador está cumpliendo a rajatabla las recomendaciones médicas y ha disfrutado de un agradable paseo acompañado de sus mascotas. Jorge tiene un gran cariño a sus perros.

La llegada a su casa

Jorge Javier Vázquez, de reposo y en la mejor compañía

Jorge estaba deseando reencontrarse con sus mascotas.

Acompañado por Omar Suarez, reportero de Sálvame y una cámara del programa, Jorge Javier hizo el trayecto del hospital hacia su casa el pasado viernes. Todos hemos podido ser testigos de la gran emoción del presentador al agradecer todas las muestras de cariño que ha recibido en estos complicados momentos.

«Os quiero mucho, me espera una recuperación tranquila, muchas gracias por todos los ánimos y muchas gracias por vuestras oraciones». Tras lanzar un beso mirando a cámara, el presentador entraba en su hogar donde le esperaban sus familiares y sus mascotas. Su madre, María Morales, se ha instalado de manera temporal en su casa. Así está a su lado y puede ayudarle en todo lo que necesita. Ella era una de las preocupaciones de Jorge durante su hospitalización, ya que no quería causarle preocupaciones.

Jorge Javier Vázquez con sus fieles compañeros

Jorge Javier Vázquez, de reposo y en la mejor compañía

A pesar de lo ocurrido no pierde la sonrisa y no está dispuesto a dejar que esto frene su vida.

Durante estos días en los que el presentador ha vuelto a su hogar, Jorge Javier ha salido en más de una ocasión ha disfrutar del buen tiempo que hace en la capital. Acompañado de sus perros, Jorge no ha dudado en pasear por las calles cercanas a su residencia. 

Por fortuna no parece que le haya quedado ninguna secuela física tras lo sucedido. De momento la orden de los médicos ha sido reposo absoluto y paseos y él lo está cumpliendo a rajatabla. No está dispuesto a que este susto cambie su forma de vida y para ello cumplir con las prescripciones médicas es esencial. Las próximas semanas son más que importantes para que todo quede como un mal recuerdo.

Déjanos tus Comentarios