El gran susto médico de Jordi González le lleva a ser operado de urgencia

El presentador ha estado a punto de perder la vista 

Jordi González, que no es muy dado hablar de sus intimidades en público, ha utilizado su cuenta de Instagram para informar a todos sus seguidores el susto médico al que ha tenido que hacer frente en la última semana.

“El viernes fui operado de urgencia por desprendimiento de retina. La visión de mi ojo derecho era de sólo un 5%. La intervención la bordó Marta en dos horitas largas”, explicaba el presentador

“Quiero dejar constancia pública de mi gratitud al buenísimo equipo que he encontrado en la clínica Vissum de Madrid y mi eterna admiración por mi nueva mejor especialista en retina de todo el mundo y de todos los tiempos la sin par doctora Marta Figueroa”, continuó. Hoy, cinco días después, ha sido dado de alta y podrá presentar Gran Hermano Vip.

Quiero dejar constancia pública de mi gratitud al buenísimo equipo que he encontrado en la clínica Vissum de Madrid y mi eterna admiración por mi nueva mejor especialista en retina de todo el mundo y de todos los tiempos la sin par doctora Marta Figueroa. El viernes fui operado de urgencia por desprendimiento de retina. La visión de mi ojo derecho era de sólo un 5%. La intervención la bordó Marta en dos horitas largas. Hoy, cinco días después he sido dado de alta y en unas horas estaré presentando en directo mi programa en la tele tan dicharachero como siempre. No me lo creo ni yo. Alfredo, te debo otra.

Una publicación compartida de Jordi González (@jordiglez) el

Un hombre de éxito

La carrera televisiva del presentador es imparable. Ya suma más de 30 años en pantalla y no dejan de surgirle nuevos retos profesionales. Eso sí, no suele ver ningún programa suyo.

Relax

Una publicación compartida de Jordi González (@jordiglez) el

Aunque es muy celoso de su intimidad, siempre ha recordado en entrevistas que el principio su carrera no fue un camino de rosas. De  hecho, llegaron a decirle en una ocasión que por culpa de sus cicatrices no trabajaría nunca en la televisión.

También ha desvelado que de pequeño era tartamudo y eso le angustiaba enormemente. Consiguió superarlo con éxito y no hay nada más que verle en televisión para comprobar que tiene un torrente de voz.

Jordi es un soñador y fantasea con la idea de vivir en Sídney durante una larga temporada en algún momento de su vida. Mientras vive a caballo entre Madrid, Barcelona y Miami. En las im

Olivia. Miami. Luz, mucha luz. Nostamal.

Una publicación compartida de Jordi González (@jordiglez) el

Déjanos tus Comentarios