Joaquín Sabina recibe el alta hospitalaria

Joaquín Sabina ha abandonado el hospital tras más de diez días ingresado por su caída del escenario en Madrid.

Joaquín Sabina ha abandonado el hospital tras más de diez días ingresado por su caída del escenario en Madrid.

Buena noticias para Joaquín Sabina y su entorno. El cantante ha abandonado hoy el hospital después de que fuera ingresado tras su caída del escenario en el concierto de Madrid. El andaluz se encontraba en unos de sus shows junto a Manuel Serrat cuando caía al foso del Wizink Center.

Aunque a priori no parecía grave, la cosa se complicó durante la noche de ingreso. El cantante era trasladado desde el antiguo Palacio de los Deportes al hospital por un fuerte dolor de hombro. Tras otras pruebas pertinentes al día siguiente, los médicos descubrieron un hematoma intracraneal por el que tuvieron que entrar en quirófano.

Joaquín Sabina abandona el hospital

El andaluz ha abandonado la clínica junto a su pareja Jimena con sombrero y cigarrillo falso.

El andaluz ha abandonado la clínica junto a su pareja Jimena con sombrero y cigarrillo falso.

Ha empezado sus 71 años con mal pie. Y es que, Joaquín Sabina cumplía años sobre el escenario de Madrid con tan mala suerte de que terminó en el hospital. El cantante, entre aplausos, tranquilizó a todos sus seguidores, y es que volverán pronto a la capital, posiblemente el 22 de mayo. Hoy, después de más de diez días, ha podido dejar la habitación de hospital y poner rumbo a casa.

El cantante tuvo que ser operado horas después de la caída de un derrame cerebral. Por un momento, las alarmas saltaron, pero Sabina empezó a recuperarse favorablemente en la UCI. Los siguientes días el andaluz ha estado vigilado por los médicos de la clínica Ruber Internacional hasta que hoy ha recibido la mejor noticia.

Arropado por su pareja e hijas

El cantante ha hecho un saludo a la prensa de "todo bien".

El cantante ha hecho un saludo a la prensa de «todo bien».

Joaquín Sabina ha abandonado el hospital por su propio pie y visiblemente mejorado. El cantante ha aparecido con sombrero y un cigarrillo falso para paliar la ansiedad y ha querido tener un guiño con la prensa alzando su dedo pulgar en señal de que está todo bien. Eso sí, no se ha acercado a ellos para dar ninguna declaración.

No abandonaba la clínica solo, pues, como en todos estos días, ha estado acompañado de su pareja Jimena Coronado. Ambos han puesto rumbo a casa en un coche conducido por la mujer. En estos días de ingresos, el cantante ha recibido diversas visitas, como las de sus hijas Rocío y Carmela muy atentas de su padre. Además, su compañero de profesión, Joan Manuel Serrat, ha estado a su lado y preocupándose por su estado. Pronto volverán a subirse juntos a un escenario.

Déjanos tus Comentarios