Joao se enfrenta a la noche más dura de su concurso

Joao

Joao se reencuentra con sus dos grandes amores. / Mediaset.

Joao dijo ayer adiós a su concurso tal y como lo empezó, junto a su amiga Adara. Los dos participantes protagonizaron la despedida más emotiva de la séptima edición de GH VIP. Desde que el pasado martes Jorge Javier anunciara la salvación de Hugo Castejón la relación entre ambos se ha fortalecido aún más si era posible. «Nuestra amistad se aleja pero no se rompe», dijo tiernamente el Maestro.

«No me olvides», le pedía Adara. El presentador, visiblemente emocionado, les agradeció su concurso tan divertido y sincero. La madrileña regresó a la casa mientras que Joao aguardaba en la sala de expulsión, pero antes, paró en el confesionario para ver lo que le esperaba a su gran amigo. «No me lo creo, estoy flipando», dijo después de ver a Pol y a Alberto, los dos hombres que se disputan el amor del Maestro.

Joao no se podía creer todo lo que estaba pasando

Pol y Joao

Pol regresó a la casa para aclarar las cosas con el vidente. / Mediaset.

La semana ha sido muy dura para el expulsado. Su expareja, Pol Badía hizo su alegato, unas palabras que debían ser de apoyo y ánimo pero que desembocaron en una corriente de frases en contra de Joao. Las lágrimas del vidente eran de auténtico dolor, por lo que había escuchado y por lo que le había hecho sentir. A pesar de sentir amor por el catalán no es suficiente pues ha confesado estar enamorado de Alberto, su nueva conquista.

De repente, Pol apareció en la sala del confesionario donde estaba esperando el Maestro. La cara del expulsado fue muy reveladora, no era a él a quien esperaba. Su conversación se calentó rápidamente, Joao estaba dolido y no quería verle, él ya consideraba que habían hablado todo lo que debía. El amor por él había quedado reducido al cariño por el tiempo tan maravilloso que habían pasado, pero ya no estaba enamorado de Pol.

Un triángulo amoroso que tuvo a la audiencia en vilo

Alberto y Joao

El beso más esperado del último expulsado de GH VIP. /Mediaset.

Pol se marchó triste y el concursante estaba irritado, pero se olvidó de todo cuando apareció el famoso Alberto del que había estado hablando durante toda su estancia en Guadalix. Parecía tenso y desubicado. Su momento fue frío, hasta que a la reunión se añadió un miembro más. Pol no se creía la encerrona, la persona a la que quería y el chico que lo había alejado de él. El catalán no dudó en arremeter contra el andaluz por su aparición en televisión ya que Alberto había estado esa misma tarde en Sálvame, hablado de su relación con el Maestro Joao.

El Maestro no podía creerse ninguna de las palabras que acusaban a Alberto de interesado, la historia se repetía una vez más. «Yo he ido a Sálvame obligado», se excusaba. «Nadie va a la televisión obligado», arremetió el ex concursante de GH 17. Joao no entendía por qué le estaban haciendo eso un día en el que debía de preocuparse por dejar sola a Adara. Por suerte, el concurso permitió que los dos amigos se volvieran a encontrar una vez más, lo que dejaba para el recuerdo el último abrazo entre Adara y Joao.

Déjanos tus Comentarios