Las claves del divorcio millonario de Jeff Bezon, fundador de Amazon

Jeff Bezos, creador de Amazon, y su mujer MacKenzie Tuttle en los pasados premios Oscar.

El fundador de Amazon anunció su divorcio de MacKenzie Tuttle tras 25 años de matrimonio. Una separación que pilló por sorpresa a la opinión pública. «Hemos decidido divorciarnos y continuar compartiendo nuestras vidas como amigos. Si cuando nos casamos hubiéramos sabido que nos separaríamos después de 25 años, lo habríamos hecho igualmente», aseguraba el empresario en un comunicado.

El final a una historia de amor, con cuatro hijos en común, que comenzó en Nueva York en 1992. Tras dejar su trabajo, Jeff y MacKenzie se trasladaron a Seattle donde comenzaron juntos una gran aventura empresarial, la venta de libros por Internet. Un sueño que sería el germen del gigante de las compras por la red Amazon. Ahora, la fortuna familiar, ya que se casaron en bienes gananciales, deberá ser repartida a partes iguales. Iniciándose un largo proceso sobre cómo dividir los 142.000 millones de euros de su patrimonio.

Jeff Bezos, una relación de tres

El empresario al lado de Lauren Sanchez y el marido de esta: Patrick Whitesell durante una fiesta.

Un adiós sentimental que no ha sido tan sencillo cómo parecía en un principio. El anuncio de este divorcio salió a la luz después de que la publicación National Enquirer anunciara una exclusiva sobre la separación de Bezos. La revista desveló la auténtica razón de este divorcio. Jeff habría sido infiel a su mujer desde hace varios años con una vecina y amiga de la familia: Lauren Sanchez.

La presentadora y actriz, también casada y con tres hijos, y el empresario fueron descubiertos por la propia MacKenzie. Advirtió que en el registro de vuelos de su avión privado había demasiados viajes con una única pasajera: Lauren. Una polémica y mediática ruptura en la que existe un protagonista más. Donald Trump estaría detrás de este reportaje sobre las infidelidades de Jeff Bezon.

Divorcio millonario

Además de Amazon, la familia Bezos poseen el diario The Washington Post, la empresa de viajes espaciales Blue Origin, los supermercados Whole Foods, participaciones en Twitter, el grupo de medios Business Insider, Airbnb o Uber.

La historia ha sido publicada en una de sus revistas de cabecera: National Enquirer. Esto es visto por muchos como una venganza por la mala relación que mantiene con el empresario de Amazon. Jeff es especialmente crítico con las acciones sociales del político. El director de esta publicación, David Pecker, es íntimo amigo de Trump e incluso ha sido acusado de pagar para silenciar las infidelidades del inquilino del Despacho Oval.

Ahora, esta separación sacude los cimientos de la meca del cine, donde los protagonistas del escándalo están muy bien posicionados. Como los grandes artistas, Jeff protagoniza uno de los divorcios más caros de la historia de Hollywood, a la altura de Mel Gibson y Robyn Moore o Brad Pitt y Angelina Jolie.

Déjanos tus Comentarios