Jazmin Grace Grimaldi, la hija ilegítima de Alberto de Mónaco que conquista el Principado

Jazmin Grace Grimaldi

Jazmin Grace Grimaldi en un estreno reciente en Nueva York.

El Principado de Mónaco cuenta un miembro de la familia Grimaldi que cada vez gana más peso en los actos públicos. Se trata de Jazmin Grace, la hija mayor del príncipe Alberto. A pesar de no contar con derechos dinásticos, la joven estadounidense es un rostro muy querido entre los ciudadanos del pequeño país europeo.

A sus 26 años, Jazmin vive a caballo entre Nueva York, Los Ángeles y Montecarlo. La ciudad mediterránea donde viaja siempre que puede para visitar a su familia se ha convertido en su segundo hogar. A pesar de que Alberto reconoció su paternidad en 2016, ella siempre supo quién era su padre y mantuvo contacto con él desde su nacimiento; su abuelo Raniero, sin embargo, no estaba dispuesto a sacar a la luz este tipo de noticias.

Jazmin Grace, homenaje a su abuela 

Jazmin Grace Grimaldi

La polifacética nieta de Rainiero de Mónaco al lado de su novio, Ian.

Su madre, Tamara Rotolo, original de California, viajó a Mónaco para unas vacaciones en las que recuperarse de una ruptura amorosa. Allí conoció al príncipe Alberto, con quién mantuvo un entrañable romance de verano. Una relación de la que nació Jazmin Grace, un segundo nombre elegido por Alberto en homenaje a la abuela de la recién nacida.

Se trata de la primera hija del monarca monegasco; después tuvo otro hijo con otra pareja, Alexander de once años. Más tarde llegaron los mellizos Gabrielle y Jacques, ya con la princesa Charlene. Sin embargo, a pesar de haber sido reconocida legítimamente, Jazmin Grace no tiene derechos dinásticos en el Principado, al igual que Alexander. Un matiz que a ella parece no importarle a sazón de la excelente relación que mantiene con su padre, sus hermanos y la mujer de Alberto, Charlene.

Su relación con la Familia Real 

Jazmin Grace Grimaldi

Pauline y Jazmin se llevan a las mil maravillas. Sus viajes y escapadas son cada vez más habituales.

Juntos disfrutan de barbacoas, viajes por el Mediterráneo, tiene su propia habitación en el Palacio de Montercarlo y está muy unida a dos de sus primas. Jazmin mantiene una gran relación con Paulina y Camille, hijas de Estefanía de Mónaco. Todas residen en Nueva York y suelen dejarse ver juntas en eventos relacionados con la moda en cualquier ciudad del mundo. Además, al lado de Pauline Ducruet ha realizado un rally solidario por Marruecos.

Una felicidad a la que se suma su éxito en el amor. Tras una discreta relación cada vez es más habitual verla pasear por la Gran Manzana o el Principado de la mano de su pareja. Ian Mellencamp, modelo y cantante, es íntimo amigo de Gigi Hadid y ha protagonizado varias campañas de firmas como Gucci. Junto a él está disfrutando del torneo de tenis de Montecarlo, donde juegan Rafa Nadal y Fernando Verdasco.

La nueva Grace Kelly de Mónaco

Jazmin Grace Grimaldi

La pasión por la música y el cine demuestra es la mejor herencia de su abuela, la oscarizada Grace Kelly.

Por su parte, Jazmin ha sido la Grimaldi que más de cerca ha seguido los pasos artísticos de su abuela. Sus inicios en el mundo de la música y la interpretación se encuentran en su etapa escolar. Aunque después decidió estudiar Empresariales en la Universidad de Fordham de Nueva York. Sin embargo es en el mundo de las artes donde se encuentra más realizada. Debutó en 2015 como cantante de jazz y soul en teatro The Duplex de Nueva York. El mismo donde comenzaron Woody Allen o Bárbara Streisand. Además prepara el lanzamiento de su primer single. «¡Estoy feliz de anunciar que el lanzamiento de mi primer sencillo llegará pronto!», confesó muy emocionada.

Una faceta que se complementa con su labor solidaria en Jazmin Fund. Un proyecto filantrópico enfocado en llevar educación básica y suministros médicos a las Islas Fiji. Por ello le gustaría especializarse en relaciones internacionales y poder trabajar para la ONU. Una nueva princesa, aunque sin corona, que gana puestos entre los monegascos.

Déjanos tus Comentarios