James McAvoy: »Los actores somos unos virtuosos o unos idiotas»

James McAvoy, que sopla sus 40 velas hoy mismo, confesó en una entrevista que de pequeño soñaba con ser James Bond.

El actor celebra la llegada de sus 40 años en un momento espléndido. Mucho ha llovido, especialmente en su Escocia natal, desde que en 1995 el director David Hayman le diera su primera oportunidad en el cine con The Near Room. Una carrera de casi 15 años en la que James McAvoy ha visto cómo su rostro se ha convertido en uno de los favoritos para el gran público.

Especialmente gracias a su papel como Charles Xavier (el profesor X) en la saga X-Men. Un éxito en la gran pantalla que debe agradecer a sus padres. Marcado por su divorcio, McAvoy comenzó a actuar en pequeñas obras de teatro. Tras unos años con pequeños papeles en cine y televisión, logró el papel de James Miller en la serie de televisión de Steven Spielberg Hermanos de Sangre.

James McAvoy: ¿héroe o bandido?

Al lado de Michael Fassbender, su amigo-enemigo Magneto en X-Men. Con él ha forjado una sólida amistad.

Aunque se convirtió en el paradigma de héroe romántico gracias a la adaptación de la novela Expiación junto a Keira Knightley. «Recibía miles de cartas de seguidoras de Corea del Sur», confesó entonces divertido. Sus papeles desde entonces han ido marcando su carrera sin encasillarle. El famoso profesor mutante o Bestia, su papel como psicótico con 23 personalidades distintas en Múltiple y Glass dan fe de su versatilidad.

Sin embargo, James no olvida que es un privilegiado en esta profesión. «Siempre estamos al borde del fracaso, siempre juzgados con severidad; los actores somos o un virtuoso o un idiota», aseguraba en una entrevista para Código Único. Más allá de su trabajo, la vida privada de James McAvoy sí es un misterio. Extremadamente discreto, ha estado casado durante casi diez años con la también actriz británica Anne-Marie Duff. A su lado se convirtió en padre de Brendan, del que no ha desvelado ni su fecha concreta de nacimiento.

Problemas de salud

Tras su divorcio de Anne Marie Duff, con quien aparece en la imagen, se le ha relacionado con varias actrices. Aún sin confirmar ninguna relación.

James y Anne-Marie anunciaron su separación en 2016 y, tal y como explica ahora la actriz, siguen estando muy presentes el uno en la vida del otro. «Tenemos un hijo, compartimos el mayor vínculo que pueda existir entre dos personas, y para nosotros esa siempre será nuestra prioridad», afirmó en una entrevista a The Times.

Además, el propio McAvoy confesó que, a principios de año, tuvo un grave problema de salud que casi le mata. Le fue detectada una mancha en un pulmón y la biopsia que le realizaron descartó un problema grave pero le provocó una infección por la que tuvo que estar ingresado casi un mes. Sin embargo sus seguidores no deben preocuparse, con dos películas a punto de estrenarse y estrenando década, James McAvoy cumple la premisa de que los 40 son una época maravillosa.

Déjanos tus Comentarios