Jaime de Marichalar y los 55 años de un ‘gentlemen’

Jaime de Marichalar y los 55 años de un 'gentlemen'

Jaime de Marichalar en una de sus últimas apariciones públicas.

Hoy es un día especial para Jaime de Marichalar. Y es que el que fuera marido de la infanta Elena cumple cincuenta y cinco años. Vive sumergido de lleno en un retiro mediático meditado y deseado a partes iguales, cabe señalar. Así, su presencia en eventos de moda y lujo (mundos a los que está muy unido) se ha visto mermado en los últimos tiempos. Sus apariciones son muy escasas y se producen a cuentagotas.

El padre de Felipe Juan Froilán y Victoria Federica vive centrado en una nueva faceta empresarial. Siempre muy ligado al mundo de la moda y el estilo -de hecho, es uno de los gentlemen más reconocidos de nuestro país-, hace unas semanas nos sorprendía con una incursión en el mundo de los negocios. Una aventura, además, que para algunos no fue nada sorprendente conociendo su currículum.

¿En qué anda metido Jaime de Marichalar?

Jaime de Marichalar y los 55 años de un 'gentlemen'

Según publicó la revista Vanity Fair, Marichalar ha creado una firma de moda masculina. Lo ha hecho junto a sus socios y amigos Goyo Fernández y Federico Zanolla. Con ellos ha fundado B Corner, una marca especializada en slow tailoring; esto es, trajes a medida elaborados de forma artesanal.

Una auténtica aventura que recoge la esencia de la sastrería tradicional y el diseño clásico con las mejores calidades. «Detrás de uno de nuestros trajes hay muchas horas. La selección de las telas, el patronaje; el ajuste del corte, el cosido a mano, las pruebas. Todo eso marca la diferencia», afirman los fundadores en la entrevista.

Jaime de Marichalar y los 55 años de un 'gentlemen'

Hasta para Jaime de Marichalar ha sido una auténtica sorpresa el cumplir su deseado sueños. «Te prometo que jamás imaginé que iba a tener mi empresa. Pero, bueno, llevo muchos años en esto. Es una forma de aprovecharlos«, afirmó el que fuera duque de Luego en la conocida publicación. El éxito y la buena aceptación que ha tenido B Corner está siendo, sin ninguna duda, el mejor regalo que el aristócrata pudiera tener.

Déjanos tus Comentarios