Isabel Preysler y Vargas Llosa, ¿discusión en Nueva York?

Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler durante un acto al que acudieron juntos.

Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler durante un acto al que acudieron juntos.

Después de que Gonzalo Vargas Llosa acusara a Isabel Preysler de aprovecharse de sus hijas para sacar rédito económico de una aparición familiar, parecía que las aguas se calmaban con la intervención del patriarca en el asunto. Y es que su padre, Mario, salía rápidamente en defensa de su pareja con un comunicado enviado a varios medios; su hijo Álvaro también le apoyó y se posicionó contra su hermano.

Sin embargo, parece que las cosas entre la reina de corazones y el literato también se han visto resentidas. O, al menos, es lo que desvelan unas imágenes de ambos captadas por los fotógrafos. Los paparazzi pillaron a Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler disfrutando de unos días de descanso en Nueva York… Y sus caras lo decían todo.

¿Qué ha pasado entre Vargas Llosa y Preysler?

Isabel Preysler y Vargas Llosa, ¿discusión en Nueva York?

Isabel Preysler y Vargas Llosa en el momento crítico/ Captura de Telecinco.

Como ayer mostraron en Sálvame, se ve a ambos hablando algo alterados justo antes de subirse al coche. «Adiós a lo políticamente correcto, adiós al quedar bien», afirmaban en el programa de Telecinco.

Como bien han señalado en el espacio de La Fábrica de la Tele, ha sido la primera vez que se ha visto a la madre de Tamara Falcó de esta forma en público. Ella, siempre correcta y educada, jamás había protagonizado un altercado en la calle. Muy gordo debió ser el tema que le acontecía para mostrarse así…

La boda de Ana Boyer, ¿foco de disputas?

Ana Boyer y Fernando Verdasco

Ana Boyer y Fernando Verdasco / Instagram: @anaboyer.

Pero no solo las tensiones familiares con el clan Vargas Llosa han podido ser los protagonistas de este desencuentro. Y es que la boda de Ana Boyer y Fernando Verdasco está a la vuelta de la esquina; aunque finalmente el que fuera galardonado con el Premio Nobel está invitado, mucho se ha dicho sobre la nula relación que mantiene con la hija de Boyer.

A la hija pequeña de Isabel no le sentó nada bien que Mario se mudara a la casa familiar apenas once meses después de la muerte de su padre. Le pareció muy pronto, sobre todo porque el fallecimiento de su progenitor fue muy duro para ella. Se llegó a decir que se fue a vivir con Verdasco por este motivo. Aunque, al final, parece que la relación entre ellos es cordial; así, Vargas Llosa será testigo de cómo se dan el «sí, quiero» el próximo ocho de diciembre.

Déjanos tus Comentarios