Isabel Pantoja y su momento más duro en «Supervivientes»

Isabel Pantoja

Isabel Pantoja tuvo que ser evacuada de Cayo Paloma por un fuerte ataque de ansiedad al sentirse encerrada. / Mediaset.

Ya son ocho semanas las que llevan los concursantes superando las adversidades de la naturaleza en Honduras. Como es evidente, esto hace mella en cada uno de los supervivientes y esta semana Isabel Pantoja ha pasado por su peor momento en el concurso.

La tonadillera sufrió un fuerte ataque de ansiedad al sentirse encerrada y rodea de mar. La madre de Kiko Rivera no podía dormir ni comer, no paraba de hiperventilar. Isabel estuvo respaldada por Omar Montes en todo momento, hasta que finalmente la dirección tuvo que intervenir.

Los peores recuerdos de Isabel Pantoja

Isabel Pantoja

Omar Montes trató de calmar a la tonadillera, pero nada pudo hacer que se relajara. / Mediaset.

La tonadillera sufrió un episodio de lo más duro en el que tuvo que ser atendida y es que entró en estado de crisis al sentirse encerrada e incapaz de respirar con naturalidad. Además, en ese momento tenía muy claro que quería abandonar para estar junto a su familia, que es lo más importante de su vida.

«Llevo tres semanas metida en la misma playa y me recuerda a un sitio que yo no elegí, en el que estuve mucho tiempo y perdí la libertad. La comida era lo de menos, lo peor era no poder ver a mi gente. Estoy todo el día pensando en mi madre, en mis hermanos, en mis hijos y no paro de recordar el tiempo pasado allí. Aunque esto sea paradisíaco y sean islas muy bonitas, mi libertad la he perdido», con estas palabras, Isabel confesó ante todos los seguidores del programa que la estancia en Honduras en ciertos aspectos le recuerda a su paso por prisión.

La tonadillera está más fuerte que nunca

Isabel Pantoja

La tonadillera, muy tranquila contó lo que le sucedió ayer en directo y anunció que ya no quería abandonar el programa. / Redes sociales.

A pesar de sus altibajos, Isabel Pantoja ha decidido «coger al toro por los cuernos», hacerse fuerte y no abandonar. «No quiero defraudar a nadie. Ni a mi familia, ni a mis hijos, ni a mis amigos, ni a mis fans, ni a la cadena, ni a la productora. Pero sobre todo no quiero defraudarme a mí misma. Quiero demostrarme que sí puedo. No quiero abandonar», así es como dejó claro que está más fuerte que nunca y que después de la tempestad, viene la calma.

Durante la crisis que sufrió la tonadillera, tuvo que ser evacuada de Cayo Paloma y ayer durante la gala dirigida por Jorge Javier Vázquez, Isabel se sinceró y habló muy calmada sobre lo que sucedió. Con mucha tranquilidad reconoció que se derrumbó por las emociones y los recuerdos, pero que ahora está más fuerte que nunca y que no entra en sus planes abandonar Supervivientes.

Déjanos tus Comentarios