El mayor sacrificio de Isabel Pantoja en «Supervivientes»

Isabel Pantoja

Isabel Pantoja se corta algunos centímetros de la coleta a cambio de un chuletón y un tinte de pelo. / Mediaset.

Supervivientes avanza y los sacrificios de los concursantes son cada vez más exigentes. Isabel Pantoja ha podido comprobarlo de primera mano. La organización le ha propuesto un curioso reto a la tonadillera, que aceptó a cambio de comida y de un tinte de pelo. Las prioridades son cada vez más fundamentales, así que Pantoja se ha cortado una parte de su larga e inseparable melena.

Todo sucedió durante la gala de Supervivientes: Tierra de nadie en una prueba denominada ‘Juego de la mesa de las tentaciones’. En el transcurso del reto se mostraban varias apetecibles recompensas, pero los concursantes tenían que hacer un sacrificio para obtenerlas. En el caso de Isabel fue su querida coleta.

Un símbolo de identidad

Isabel Pantoja

Isabel Pantoja se negó en un inicio a sacrificarse, su coleta es lo más importe. / Mediaset.

Raparse el pelo por un chuletón, es lo que le propuso Lara Álvarez a la sevillana. En un primer instante Isabel se negó rotundamente «lo siento, seguiré pasando hambre. Dejaría de ser yo», sin embargo no tuvo la fuerza de voluntad suficiente para resistirse. No sería la primera vez que vemos a un concursante de Supervivientes aceptar algo así, muy sonado fue el caso de María Jesús Ruiz, quién sí se rapó a cambio de comida.

Pasados unos instantes Lara Álvarez subía la apuesta, le ofrecía también un tinte y una suculenta barbacoa. Además le decía que no era necesario que se rapara, solo que se cortara algunos centímetros. La presión por parte de sus compañeros pudo con Isabel.

Isabel Pantoja se implica por sus compañeros

Isabel Pantoja

Tras cortarse algunos centímetros de la coleta, Isabel prometió compartir el premio con todos. / Mediaset.

El que algo quiere algo le cuesta. Tras las presiones Isabel reflexionó y admitió que «el pelo crece». Así que finalmente sucumbió ante las tentaciones y se metió la tijera para conseguir el manjar.

Al final no fueron tantos centímetros como en un principio se anunció, pero el pelo es el símbolo de Isabel, que se sacrificó por sus compañeros. La tonadillera reconoció tras el acto que «piensa compartirlo con todos»

Déjanos tus Comentarios