Isabel Pantoja, en El Hormiguero: » Han sido dos años duros, dolorosos»

La tonadillera rompe su silencio y habla en «El hormiguero»

La friolera de 4.783.000 millones de espectadores, un 23,8% de cuota de pantalla, vieron la vuelta de Isabel Pantoja a la televisión. Ha pasado casi un año desde que abandonara la prisión de Alcalá de Guadaíra. Diez meses en los que Isabel Pantoja ha vivido recluida en su finca, Cantora, que ha abandonado en contadas ocasiones: para realizarse diversos chequeos médicos, para la boda de su hijo, Kiko Rivera, y para la presentación oficial en Aranjuez de su nuevo disco, Hasta que se apague el sol.

Precisamente la promoción de este álbum, con el que pretende demostrar que es la misma de siempre, le ha llevado a pisar la televisión por primera vez desde hace años, cuando apareció cantando en una gala. La tonadillera es consciente del interés que suscita esta entrevista y, por tanto, ha querido dejar atado todo lo que rodea a su paso por El Hormiguero, donde rompió su silencio ante un rendido Pablo Motos a quien llegó a besar en la boca.

Isabel no nombró la palabra cárcel en toda la entrevista. Es más, se refirió ella en un lenguaje muy cervantino como «el lugar de cuyo nombre no quiero acordarme», pero reconoció que había pasado dos años «duros, dolorosos», de los que le estaba costando trabajo recuperarse tanto física como psíquicamente. Allí, reconoció, había aprendido a valorar más las pequeñas cosas que le ofrece la vida todos los días.

También se emociono, y mucho al hablar de su perrita Sissi, un caniche que le regalaron en televisión  hace catorce años alquien de quien prefiere no acordarse. Tanto es el resquemor hacia esa persona que llegó a decir que dijo que «quería a su perra por encima de todo pese a habérsela regalado quien se la regaló «.

Tanto Pablo como Isabel, en una clara alusión al mal trato que había recibido supuestamente la cantante por parte de la justicia dijeron que «España debe cuidar a sus artistas».  Añadió Isabel que lo que le había ocurrido no habías sido sencillo de soebrellevar: «Yo soy muy frágil, pero soy muy valiente no me puedo permitir el lujo de venirme abajo». Recordó la frase: «Dientes, dientes, dientes…» y comentó que reírse es lo máss bonito que te puede pasar en la vida.

Habló con su hijo por teléfono, con quien ha grabado unas canciones del disco y recordó a Juan Gabriel, de quien no puede hablar sin emocionarse y a quien tanto debe. Al término del programa interpretó dos temas del disco.

 

Impuso sus normas

La cantante ha pedido a Pablo Motos que no sea un programa en directo, tal y como suele ser este formato. A pesar de que en la cadena no explican el motivo de esta excepción, algunos sí aseguran que Isabel quiere evitar sorpresas inesperadas. Cuando el presentador intentó aludir a Julián Muñoz mencionando la letra de una canción muy hostil que parecía hacer referencia a él, Isabel cambió de tercio y dijo que esa canción era de Juan Gabriel y advirtió que se había dejado los dos terrones de azúcar en el camerino.

Además, las preguntas habían sido pactadas previamente y giraron preferentemente en torno a su faceta profesional. De hecho, Pantoja aprovechaba este escaparate público para cantar uno de sus nuevos temas y rendir así homenaje a su amigo Juan Gabriel, fallecido de manera inesperada el pasado agosto. También realizó una encendida defensa de su hermano Agustín, quien también, como sus hijos, «está por encima de todo».

gracias por darme tu bendición💛 #aellatambienlegusta #crecemos🔝 #loquesiemprequisoparami #aprobadiiiiiiisimo

Una foto publicada por isa pantoja (@isabelpm95) el

Hasta el último momento se pensó que Chabelita, también llamaría a El Hormiguero. Lo que sí ha hecho es publicar una foto con su madre en la que se dan tiernamente la mano. Una bonita estampa que hace tiempo que no se producía ya que ni siquiera en la boda de Kiko e Irene se dejaron ver juntas.

 

Otras noticias relacionadas:

Isabel Pantoja: una cuenta atrás crucial

Déjanos tus Comentarios