Isabel Pantoja entra en directo en ”Sálvame” y lo cuenta todo

Isabel Pantoja

Isabel Pantoja llama en directo a Sálvame para contar cómo se siente con respecto a su hija. / Mediaset

La relación entre Isabel Pantoja y Chabelita hace tiempo que no es del todo fluida. Madre e hija tienen diferentes formas de ver la vida y hace tiempo que eso las distanció. Esto es algo que se sabía de hace tiempo, pero nunca se había escuchado tan claro como cuando el viernes Isabel entró en directo en Sálvame y se abrió en canal, contando como es su relación actual con su hija.

La tonadillera, quiso dejar claro que no había en el mundo nadie tan importante para ella como sus hijos. Y confirmó, como se sospechaba, que su hija no se despidió de ella antes de entrar en la casa de Gran Hermano VIP.

Duro ataque contra Dulce

Isabel Pantoja

Isabel considera que Dulce es responsable de la disipada vida de su hija. / Mediaset.

Isabel Pantoja, haciendo gala de la intensidad que suele ser habitual en ella, pronto encontró una culpable para la actitud de su hija. Siempre evitando nombrarla, la tonadillera señala la permisividad de Dulce es responsable del inmaduro comportamiento de su hija. Que ella, como madre, no le permite hacer todo lo que le apetece a Isa.

Para Isabel, la actitud de su hija está fuera de lugar, sobre todo teniendo un hijo de cuatro años. Llegar a las tantas a casa, perder puntos del carnet, dormir en un coche… todos los escándalos en los que últimamente se ha visto envuelta Isa, su madre asegura que bajo su tutela no se habrían producido. Eso sí, asegura estar más tranquila con su hija metida en un reality que sin saber dónde está y cuándo vuelve a casa.

Kiko llama para calmar a su madre

Isabel Pantoja

Kiko entró para apoyar a su madre y pedirle que colgara. /Redes sociales.

Isabel se despachó a gusto, sobre las muchas posibilidades de futuro que tiene su hija, pero no quiere desarrollar; sobre todas las oportunidades que le ha dado y ella ha desechado, escogiendo vivir de los medios en lugar de plantearse tener una profesión.

Si esta llamada ya estaba dejando a todo el mundo (en plató y en casa) ojiplático, lo que pasó a continuación no fue menos sorprendente. Kiko entraba en directo y le pedía a su madre que colgara, que ya se había desahogado y era suficiente. ¿Estaba enfadado porque su madre hablara de sus cosas o porque lo hiciera gratis?

Déjanos tus Comentarios