Isabel II organiza la «fiesta» más esperada para los Reyes

Isabel II

Isabel II hará posible un nuevo encuentro entre dos de las monarquías más queridas: la española y la holandesa.

La monarca británica se convertirá en la mejor anfitriona el 17 de junio. Isabel II dará la bienvenida a los nuevos miembros de La Nobilísima Orden de la Jarretera. Se trata de la distinción más importante de la Casa Real Windsor que se entregará, entre otros al rey Felipe VI y al rey Guillermo Alejandro de Holanda.

Se espera que, con motivo de esta investidura, el Rey de España viaje a Gran Bretaña para recibir esta Orden. No es una condecoración nueva para él. En realidad la Orden de la Jarretera le fue concedida en julio de 2017 durante la visita de Estado que nuestros Reyes realizaron. Sin embargo es ahora cuando se haría esa entrega oficial. Lo mismo ocurre en el caso del Rey de Holanda, que recibió esta distinción durante su viaje en 2018.

La «quedada» organizada por Isabel II

Isabel II

El posible encuentro de gala entre las cuatro aristócratas está causando un gran revuelo.

La histórica Orden se otorga una vez al año, siempre en junio, a todos los que la hayan recibido en esos 12 meses. Por tanto se creía que don Felipe iría a recogerla en junio de 2018. Sin embargo su viaje oficial a Estados Unidos se lo impidió. Aunque no hay mal que por bien no venga. Gracias a ello, se cumple el sueño de muchos.

Si acompañaran a sus maridos, volveríamos a presenciar un encuentro entre la reina Letizia y la reina Máxima de Holanda. Una esperada ocasión para los amantes de las monarquías y de la moda. Una celebración a la que se suma expectación por la presencia de Camilla, duquesa de Cornualles y Kate Middleton.

Un honor muy exclusivo

Felipe VI no es el primer Rey de España que recibe esta orden. Ya lo hicieron otros como su padre don Juan Carlos, Alfonso XII (en la imagen), Carlos I y Felipe II.

Creada en 1348 por Eduardo III, es una de las más antiguas y exclusivas de Europa, incluso más que el Toisón de Oro. Algunos historiadores apuntan a que el entonces Rey de Inglaterra quería emular la famosa leyenda de la Mesa Redonda del rey Arturo. Sea como fuera su nacimiento, la realidad es que todos los ojos están puestos en la Sala del Trono del castillo de Windsor.

Allí veremos cómo los nuevos miembros prestan juramento y reciben su jarretera, una liga con hebilla con que se ata la media o el calzón; una estrella, un collar, una capa de terciopelo y armiño y un sombrero con plumas blancas. Después de almorzar en la Cámara de Waterloo, caminarán hacia la capilla de San Jorge. Finalizando su investidura con un paseo en carruaje. Todo un acontecimiento en el que esperamos que nuestros Reyes no den «plantón» a Isabel II.

Déjanos tus Comentarios