Irina Shayk, ¿las pruebas que confirman su nuevo embarazo?

Irina Shayk

Irina Shayk, tapándose la tripa con un bolso, y Bradley Cooper con su hija Lea hace unos días en Venecia.

La modelo se convirtió en la estrella del desfile de la firma Intimissimi en Verona, Italia. Un espectáculo, con el que Irina Shayk volvía al trabajo tras su paso por el Festival de Venecia. Pisando la pasarela con el gran estilo que acostumbra, vivimos un déjà vu al ver la figura de la modelo rusa. Su presencia volvió a despertar todo tipo de rumores sobre un embarazo para Irina.

La elección del vestuario con el que desfiló sobre la pasarela estaba inspirado en Wonder Woman, la amazona de cómic más famosa. Sin embargo, lo que captó todos los flashes fueron los conjuntos que lució. Al tratarse de piezas que siempre tapaban de una manera u otro la zona abdominal. Un recurso al que ya recurrió para disimular su primer embarazo en el show de Victoria`s Secret. Se trataría de su segundo de hijo, tras el nacimiento hace casi dos años de Lea de Seine.

Un secreto a voces en Estados Unidos

Irina Shayk

De morado o dorado, la modelo opta por cortes estratégicos en la zona del abdomen. Durante el embarazo de Lea, también usó rayas verticales para disimular.

Las últimas semanas no han cesado de crecer las informaciones sobre un nuevo miembro en la familia Shayk- Cooper. Especialmente en la prensa del otro lado del Atlántico. ¿Los culpables? Los estilismos que ha lucido la modelo para sus apariciones públicas. Al igual que ocurrió en su anterior embarazo, la pareja no parece querer pronunciarse, aunque el armario de Irina podría estar hablando por ella. La ropa está siendo la pista definitiva para que todos los medios internacionales den por segura esta noticia.

La fiesta del 30º aniversario de la revista Vogue España contó con su presencia como madrina de excepción. Un evento en el que lució un vestido con drapeados en la zona del estomago. Una estrategia que después volvió a usar en sus estilismos de noche en el Festival de Venecia. Mientras, durante el día, ha preferido lucir prendas muy holgadas y bolsos que tapan la zona. Lo mismo que acabamos de ver en el show de Intimissimi.

Irina Shayk, la estrella más discreta

Irina Shayk

Igual que en su primer embarazo, Irina fue la única modelo que posó con batín, durante las sesiones de maquillaje, para los fotógrafos. / Redes Sociales.

La estrella de la pasarela y el actor mantienen una vida muy discreta. Pasaron casi tres años sin posar juntos en las alfombras rojas, hasta la pasada gala MET. De hecho, muy pocas veces lo han repetido. Ni sus representantes ni sus publicistas confirmaron nunca el nacimiento de la pequeña Lea. El mayor motivo de felicidad para la pareja. Así lo aseguraba esta primavera la propia Irina en Barcelona. «No lo puedo explicar en palabras. Es lo mejor que me ha pasado nunca», aseguraba sobre su maternidad.

Por ello no nos sorprendería esta buena nueva. Por el momento, las dos estrellas no confirman ni desmientes ninguna noticia. Solo el tiempo dirá si la familia crece o por el contrario Irina solo presumía muy orgullosa de sus curvas. Sea como sea, Shayk y Cooper parecen vivir una etapa muy feliz. Siendo una de las parejas más consolidadas del panorama social.

Déjanos tus Comentarios