La Infanta Elena, una vida de soltera y madre de dos hijos

Boda Infanta Elena y Jaime de Marichalar en 1995 en Sevilla.

Boda de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar en 1995 en Sevilla.

El tiempo vuela. Se han cumplido 25 años de la boda de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar. Una ceremonia religiosa y multitudinaria que congregó a más de 1.500 invitados en la Catedral de Santa María de la Sede de Sevilla. Además, miles de personas llenaron las calles de la ciudad hispalense para aclamar la llegada a la primogénita del jefe de Estado por aquel entonces. Tanto fue así que los más interesados en ver el cortejo llegaron a pagar hasta seis mil euros por alquilar un balcón.

El matrimonio vivió durante quince años junto a sus dos hijos, Froilán y Victoria, en su triplex de la calle Ortega y Gasset de Madrid, pero, según su entorno, las diferencias entre ellos empezaron a ser cada vez más constantes. La decisión de dar por finalizado el matrimonio fue de la Infanta Elena, quien, pese a los ruegos de Jaime, abandonó el hogar junto a sus hijos. No se fue, además, sin sus muebles, sobre todo, los regalos de la boda.

Infanta Elena, directora de Proyectos de la Fundación MAPFRE

La hermana del Rey en un acto público.

La hermana del Rey en un acto público.

El 13 de noviembre de 2007, la Casa Real anunció el «cese temporal de su convivencia matrimonial» con el duque de Lugo. Tras alquilar un piso cerca del domicilio conyugal, la hermana del Rey se compro un piso de 468 m² en el barrio Niño Jesús de Madrid, donde reside actualmente con sus hijos. El 15 de diciembre de 2009, el matrimonio firmó la ratificación del convenio de su divorcio ante un juez. A día de hoy, la relación entre la Infanta Elena y el empresario de moda es nula, salvo para tratar cuestiones relativas a sus dos hijos, Froilán y Victoria.

La vida de la Infanta Elena ha estado marcada por cambios en lo que respecta en lo personal y en lo profesional. En 2008, la hermana del Rey empezó a trabajar en la Fundación MAPFRE. Actualmente, sigue trabajando en el mismo puesto y es directora de Proyectos. En el mismo año se conoció que percibía una remuneración de 200.000 euros anuales por parte de dicha fundación.

Ya no pertenece a la familia real

Elena de Borbón junto a sus dos hijos: Froilán y Victoria.

Elena de Borbón junto a sus dos hijos: Froilán y Victoria.

Durante seis años, Elena de Borbón estuvo compaginando su trabajo en la Fundación con la agenda real. En junio de 2014 dejó legalmente su papel en la familia real pasando a formar parte de la ‘Familia del Rey’. No perdió sus tratamientos reales pero si dejó de percibir la asignación fija y estipulada por parte de los presupuestos para la monarquía. Además, dejó de asistir a actos públicos en representación de la familia real.

En la actualidad, la Infanta dedica su tiempo a su trabajo, sus hijos, y sus aficiones tales como la hípica o los toros, afición que comparte con su padre, el Rey emérito, y su hija, la joven, Victoria Federica, quien cada día que pasa se parece más a su padre en el estilo y a su madre en los rasgos físicos. Froilán, por su parte, está centrado en su historia de amor con la influencer Mar Torres.

Déjanos tus Comentarios