La infanta Elena, una vida entre amigas y solidaridad

La infanta Elena vive alejada de los escándalos.

La infanta Elena vive alejada de los escándalos, volcada en su trabajo, sus hijos y sus amigas.

Desde que, a raíz del Caso Nóos, la infanta Cristina fue apartada de la familia real, la infanta Elena fue la gran damnificada. De forma indirecta, le salpicaron las repercusiones del escándalo; y, de acuerdo con la decisión de su hermano Felipe VI, la primogénita de don Juan Carlos y doña Sofía vio como su agenda oficial desaparecía casi por completo. Pocos son los actos a los que acude, y menos en solitario.

Desde entonces, su vida ha cambiado por completo. Vive volcada en su trabajo; sus hijos, Froilán y Victoria Federica, son ya mayores, aunque viven con ella. Así, sus amigas son su mayor apoyo. Con su grupo de siempre, esas que son íntimas desde hace años, disfrutó unos días atrás de una comida en Madrid. Una ocasión ideal para ponerse al día, entre sus actos protocolarios y su trabajo en la Fundación Mapfre.

Una imagen de la infanta Elena junto a sus hijos, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica.

Tras la cita, que tuvo en Horcher, un histórico restaurante de 1903 en el centro de Madrid, la infanta dio un agradable paseo. Muy informal vimos a la cuñada de la reina Letizia andar por la capital. Lejos de los actos protocolarios, la Infanta muestra su lado más natural con estilismos cómodos, pero muy actuales.

La infanta Elena, volcada en mejorar la sociedad

Presisamente una de sus últimas actividades oficiales hizo que viajara hasta Árevalo, un pueblo de la provincia de Ávila. La hermana del Rey inauguró un centro especializado en trastornos mentales graves y patologías psiquiátricas. Unas instalaciones donde Elena de Borbón pronunció unas bonitas palabras. Con ellas, quiso poner el foco de atención en la visualización, y no estigmatización, de estos enfermos. “La atención a la salud mental continúa siendo una asignatura pendiente como sociedad avanzada e integradora que pretendemos ser”, señaló durante su intervención. Además, subrayó la importancia de “la empatía” del resto de la sociedad; no solo con la enfermedad global, también hacia las personas que son atendidas en estos centros.

Déjanos tus Comentarios