Diez años del ‘cese temporal’ de la infanta Elena y Jaime de Marichalar

infanta Elena

Recién casados, la infanta Elena y Jaime de Marichalar, saludaron a todo el público congregado a las puertas de la Catedral de Sevilla tras darse el ‘sí quiero’ en 1995.

La prensa de sociedad vivió hace diez años una de las noticias más difíciles para la Familia Real de nuestro país. Se cumple una década del final del matrimonio entre la infanta Elena y Jaime de Marichalar. Los duques de Lugo ponían fin a más de doce años de matrimonio y dos hijos en común: Felipe Juan Froilán, que acaba de terminar su noviazgo con Mar Torres, y Victoria Federica. Un episodio que dio lugar a un nuevo capítulo en la vida de la expareja.

El “cese temporal” de la infanta Elena

El 13 de noviembre la Casa Real informó, a través de un comunicado oficial, que los duques de Lugo anunciaban el “cese temporal de la convivencia matrimonial”. Aunque en ese momento no se sabía si se trataba de una separación oficial, esto supuso un antes y un después. Se trataba de la primera separación oficial de un miembro de la Familia Real.

Tras dos años de cese, y con tiempo para reflexionar sobre el futuro de su matrimonio, firmaron los papeles. Fue en diciembre de 2009, con la ratificación del convenio de su divorcio ante el Juzgado de Familia número 22 de Madrid. Esto provocó que Jaime dejase su título de duque de Lugo.

infanta Elena

La infanta Elena junto a sus hijos, Froilán y Victoria durante la Feria de San Isidro en Las Ventas.

El cariño de Sevilla a la pareja

De esta manera se ponía fin al matrimonio entre la hija mayor de los entonces reyes, don Juan Carlos y doña Sofía, y Jaime de Marichalar. Este era hijo de una de las familias aristocráticas más destacadas de España y perteneciente al Condado de Ripalda, un título nobiliario español creado el 23 de marzo de 1724 por el rey Felipe V.

Su boda, celebrada el 18 de marzo de 1995 en Sevilla fue un acontecimiento que engalanó a la ciudad hispalense y llenó de alegría a todos los españoles. La primera boda real en décadas fue todo un acontecimiento tras varios años de relación. Doña Elena lució un vestido de Petro Valverde y recibió un regalo muy especial. Su abuela paterna, la condesa de Barcelona, le regaló una pulsera de perlas y brillantes que le había obsequiado, a su vez, su suegra la reina Victoria Eugenia. Una pieza única que la Infanta sigue llevando en ocasiones muy especiales. A pesar de que su matrimonio no tuvo el final deseado, ambos siempre se han mostrado discretos al hablar sobre su relación. Destacado su labor como padres, frente a sus problemas personales.

Dejanos tus Comentarios