La infanta Elena celebra un tranquilo y discreto cumpleaños

Hoy, 20 de diciembre, la infanta Elena cumple 54 años.

Hoy, 20 de diciembre, la infanta Elena cumple 54 años.

Hoy es un día muy especial para la infanta Elena. La primogénita de los reyes eméritos, don Juan Carlos y doña Sofía, celebra su 54 cumpleaños. Una fecha en la que, como nos tiene acostumbrados desde hace años, no habrá celebración pública. Cualquier fiesta o reunión será de carácter privado.

Se espera que Elena de Borbón y Grecia (su nombre completo) pase algún momento del día en compañía de sus dos hijos. Puede que coma o cene con ellos, ya que ella no ha alterado su rutina laboral; y, por supuesto, no espera que sus retoños alteren la suya. Según apuntan en Vanitatis, acudirá como un día más a su puesto de trabajo en la Fundación Mapfre.

Una de las últimas apariciones públicas de la infanta Elena fue en el desfile del 12 de octubre.

Eso sí, puede que se reúna con sus compañeros para disfrutar de un almuerzo. Y es que, debido a los compromisos escolares de sus hijos, una cena familiar se plantea como la mejor opción. Por ejemplo, Froilán, su primogénito, tiene hoy que acudir a clase como un día más en la universidad. Similar es el caso de Victoria Federica.

Así puede que haya reunión familiar y de amigos esta noche para celebrar el cincuenta y cuatro cumpleaños de la infanta Elena. No se sabe si asistirán sus padres, don Juan Carlos y Sofía; o su hermano, el rey Felipe VI. Pero, reiteramos, la fiesta será como ella: de perfil bajo.

Un segundo plano aceptado

El Rey Juan carlos, vacaciones gastronómicas junto a la Infanta elena y los hijos de esta

El rey Juan Carlos y la infanta Elena están muy unidos.

Tras el escándalo del Caso Nóos, se apartó de la vida pública a la infanta Cristina; y doña Elena fue el daño colateral. Ella, que siempre ha sido una de las más valoradas de la antigua Familia Real, pasó a convertirse en solo «familia del Rey» y a carecer de agenda propia. Otro, en su lugar, podría haber puesto el grito en el cielo; no fue su caso. Aceptó sin rechistar.

Así, mientras su hermana marchaba al exilio en Suiza, la infanta Elena decidió situarse en su segundo plano. Cómoda, desarrolla su vida laboral y familiar con naturalidad. Pocas veces se deja ver en público, salvo en la hípica. Los caballos han sido siempre uno de los pilares de la vida de la exmujer de Jaime de Marichalar; pasión que, por cierto, también comparte con su hija pequeña.

Déjanos tus Comentarios