Así afronta la infanta Cristina su vida sin Iñaki Urdangarin

La historia de la infanta Cristina podría llegar a la gran pantalla

La infanta Cristina en su primera aparición pública tras la entrada en prisión de Iñaki Urdangarin.

Se acabó lo que se daba. El lunes, 18 de junio, pasadas las ocho de la mañana, un hombre ingresó en el centro penitenciario de Ávila. También conocido como la cárcel de mujeres de Brieva. Comienza así a cumplir su condena de cinco años y diez meses impuesta por el Tribunal Supremo.

Ese hombre es Iñaki Urdangarin y su nueva residencia, una pesadilla hecha realidad. El exduque de Palma paga ya su penitencia y afronta el desenlace de uno de los capítulos más oscuros de su vida, que le ha llevado a prisión.

Urdangarin elige Brieva

La historia de la infanta Cristina podría llegar a la gran pantalla

Iñaki Urdangarin a su llegada a Madrid un día antes de ingresar en prisión.

Iñaki Urdangarin eligió finalmente la cárcel de Brieva, un centro penitenciario pequeño que cuenta con 162 celdas y 18 complementarias. Si, finalmente, Instituciones Penitenciarias permite que este sea su destino definitivo, el exduque de Palma ocupará el pabellón masculino, vacío desde que saliera de allí Luis Roldán, exdirector general de la Guardia Civil. La soledad casi absoluta garantizará en gran medidad su seguridad e intimidad.

Por contra, está prácticamente aislado, sin contacto con otros reclusos. Tan solo tendrá trato directo con los funcionarios de prisiones, algo que con el paso del tiempo puede hacerse muy cuesta arriba. El propio Roldán ha llegado a asegurar que hubo momentos en los que se sintió abandonado. En su módulo, donde hay comedor, vestíbulo y cocina, contará con una celda de unos 12 metros cuadrados. Podrá también utilizar el patio y una pequeña zona para practicar deporte. Todo, sin compañía alguna.

Un preso más

Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin

A pesar de estar casado con una infanta de España, Iñaki será tratado como un preso más.

Mientras Iñaki Urdangarin emprendía el viaje hacia su nueva vida, en la casa familiar de Ginebra, el ambiente era de desolación, tristeza y enfado a partes iguales por lo que consideran una injusticia. Urdangarin no tiene privilegios ni trato de favor. Entre los objetos que ha tenido que dejar se encuentran su reloj y la alianza, que no están permitidos.

También se le han realizado las fotos que formarán parte del sistema de identificación penitenciario. Desde su ingreso, el marido de la infanta Cristina es Ignacio Urdangarin Liebaert, un número más para Instituciones Penitenciarias.

Los apoyos de la infanta Cristina

Desde que estallara el caso Nóos, la infanta Elena ha sido un gran apoyo para su hermana.

Alejada del rey Felipe y la reina Letizia, su hermana, la infanta Elena, ha sido su gran apoyo.

Cuando se hizo pública la sentencia del caso Nóos, en la familia Urdangarin pensaban que no era posible que Chiki (como le llamaban en casa) no tuviera un as en la manga que le salvara de la cárcel. Les parecía incomprensible la situación, al igual que a los pocos amigos que les quedan a los exduques de Palma, entre los que se encuentran los Borbón-Dos Sicilias. Ellos serán los que den apoyo emocional a la infanta Cristina, cada vez más alejada de los reyes Felipe y Letizia.

Con su padre, don Juan Carlos, y sobre todo con su madre, doña Sofía, la relación es bastante estrecha. De hecho no se descartaba que la reina emérita se trasladase a Ginebra en los días posteriores para estar con sus nietos; ellos son al fin y al cabo la parte más débil de una historia que nunca tendría que haber sucedido. Sin embargo no fue así. Quién sí que estuvo allí fue la infanta Elena, fiel a su hermana.

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarín pasean con sus cuatro hijos por Ginebra

Los hijos de la infanta Cristina e Iñaki ya tienen edad de enterarse de lo que pasa.

Los hijos del matrimonio están al tanto de la situación en la que se encuentra su padre. Desde el primer momento, la pareja informó a los mayores de lo que estaba sucediendo. No querían que leyeran en internet informaciones que consideraban inciertas. De hecho, y así lo ha manifestado en reiteradas ocasiones, Cristina sigue manteniendo que su marido no ha cometido ningún delito. Para ella, todo tiene que ver con una conspiración para acabar con la monarquía. En su día, llegaron a considerar que solo se podían calificar los delitos de fraude administrativo. En cualquier caso, todas estas elucubraciones forman parte del historial pasado. Ahora es la infanta Cristina la que tiene que hacerse cargo de la unidad familiar.

Cabeza de familia

infanta Cristina

A pesar de todo, Cristina siempre ha estado al lado de su marido. Ahora las cosas no van a cambiar.

En los próximos años, la infanta Cristina ejercerá como cabeza de familia, prácticamente en solitario. Para ella, lo principal es que sus hijos no sufran encontronazos desagradables como los que sucedieron en la última etapa en Barcelona. En una ocasión Juan Valentín, el primogénito, acompañaba a su padre y presenció cómo varios viandantes se dirigían a Iñaki llamándole ladrón y estafador.

En el colegio tampoco lo pasaron bien. Y todo esto es lo que quiere evitar por todo los medios su madre. En el apartado económico no habrá cambios. Desde que Urdangarin se quedó sin empleo, ha sido la infanta Cristina quien se ha hecho cargo de los gastos familiares. Al menos, esa es la apariencia.

Un refugio en Madrid

infanta Cristina

Además de los judiciales, los asuntos familiares son lo único que ha hecho regresar a la infanta Cristina.

Hay también otra variante. Aunque varios familiares han asegurado que no hay cambio de domicilio, sí habrá un «piso franco» en Madrid. Este será el refugio donde se quede Cristina cuando visite a su marido en la cárcel. Dicen que el rey emérito le habría pedido a su hija que no lo hiciera. La imagen de una infanta de España entrando en la cárcel como el resto de familiares de presos sería demoledora para la Corona.

La exduquesa de Palma ha ido siempre por libre. Según se apunta desde diferentes fuentes, habría hecho caso omiso de las palabras de su padre. El único que podría haber evitado una visita de la exduquesa es su marido. Que hubiera sido Iñaki quien le pidiera que no acuda. Ya hay un precedente en este sentido en la figura de Mario Conde. Su mujer, Lourdes Arroyo, y sus hijos nunca lo hicieron por petición expresa del banquero.

Miguel Urdangarín y Borbón cumple 16 años

Una imagen de Miguel junto a su hermano Juan y su primo Froilán disfrutando del verano en Mallorca.

El mes pasado, Cristina viajó varias veces a Madrid. Estos desplazamientos tendrían que ver con ese nuevo domicilio. Habría sido prestado por unos amigos íntimos relacionados con Cristina de Borbón-Dos Sicilias y su marido, Pedro López Quesada. Los niños Urdangarin están muy unidos a los primos Marichalar. Esos viajes servirían también para que Victoria y Froilán pasen tiempo con ellos. Seguramente, este verano el Palacio de Marivent les acogerá a todos junto con la infanta Elena, doña Sofía y muy posiblemente Cristina. Una vez que la justicia eliminó su imputación, queda libre de cualquier acusación. Además, ella mantiene que ni ella ni su marido han cometido tropelías.

Por Paloma Barrientos

Déjanos tus Comentarios