¿Cómo sería la vida de Iñaki Urdangarín en la cárcel?

Iñaki Urdangarín

todo puede cambiar para Iñaki Urdangarín en cuestión de días.

Iñaki Urdangarín está en plena cuanta atrás. El marido de la infanta Cristina se encuentra a la espera de que el Tribunal Supremo ordene su ingreso en prisión. Según lo que parece, será en el famoso puente de mayo cuando conozcamos la resolución. Le condenaron a algo más de seis años de cárcel; la fiscalía pide diez. Salvo sorpresa, es previsible que el cuñado del rey Felipe VI entre en prisión.

Se cumpliría así la peor pesadilla de la infanta Cristina y de sus hijos. El que insinúa Jorge de la Hidalga, asesor especializado en materia penitenciaria y responsable de Infoprisión; web que se ha convertido en la biblia de todos los condenados y reos. “Con todo lo que está cayendo, puede llegar a ocurrir lo que le sucedió a Isabel Pantoja; a quien se le aplicaron unas medidas draconianas para sentar un precedente. Con el fin de que el ciudadano medio vea que la justicia es operativa en este país con los casos de corrupción, la tomaron con ella; porque era conocida”.

¿A qué cárcel iría Iñaki Urdangarín?

La infanta Cristina y sus hijos pueden ver cumplida su peor pesadilla.

La infanta Cristina y sus hijos pueden ver cumplida su peor pesadilla.

El gran interrogante es la prisión a la que Iñaki Urdangarín podría ir. Aunque en teoría, si se entrega en el plazo previsto tras ser firme la sentencia, puede elegir destino, Instituciones Penitenciarias tiene la última palabra. Según una fuente de absoluta solvencia “ha de ser una cárcel que cumpla condiciones de estanqueidad completa, donde no se produzcan filtraciones de ningún tipo, ni por parte de los presos ni de los funcionarios”.

Hay mucho miedo –señalan fuentes relacionadas con Instituciones Penitenciaras- de que ocurra lo mismo que sucedió con Granados, de quien se obtuvieron imágenes ilegales durante su paso por la cárcel de Estremera. Fue inadmisible lo ocurrido. Han aprendido y no va a volver a suceder algo semejante”.

La infanta Cristina está profundamente enamorada de su marido; no piensa dejarlo en la estacada.

El Ministerio del Interior, del cual dependen las cárceles del Estado español -salvo en Cataluña, donde se han transferido las competencias-, no piensa tolerar el escándalo de que los hijos de Iñaki y la infanta sean fotografiados cuando vayan a visitar a su padre. “Ha de ser una cárcel pequeña, fácil de manejar, como la que ocuparon Barrionuevo y Vera en Guadalajara, aunque esa está ya cerrada… Lo más parecido sería Segovia”.

Entre otras de las opciones que se barajan, adelantadas por medios como Monarquía Confidencial, es la Cárcel de Brieva, en Ávila, un módulo de mujeres donde estuvo ingresado Roldán. Hubo incluso un escrito por parte de Instituciones Penitenciarias preguntando a los responsables de la cárcel si se veían en condiciones de recibir a tan ilustre recluso.

Iñaki urdangarin

La vida de Iñaki Urdangarín dará un giro radical en unos días.

Esta cárcel, según hemos podido averiguar, ha albergado a narcos arrepentidos; llegó a ser conocida como la cárcel de Garzón por este motivo. Responsables de la prisión han manifestado que desconocen si, en el caso de ser condenado, el exduque de Palma sería llevado allí. Pero que, si así fuese, por supuesto que no se negarían a recibirlo.

El director de OK Diario, Eduardo Inda, considera que una cárcel probable para él sería la de Palma. Aunque varias personas con las que hemos hablado, que conocen a Iñaki en el terreno personal y lo aprecian, difieren con lo que opina Inda sobre la personalidad de Urdangarín. Sostienen que “es buena persona y más fuerte de lo que parece”; piensan que el periodista no iría desencaminado en cuanto al destino carcelario.

Iñaki Urdangarín se ha volcado en sus hijos y en su educación desde que dejó de trabajar en Telefónica.

Así, fuentes cercanas al matrimonio afirman: “Los niños están muy integrados en sus colegios de Suiza; no se prevé que vengan a España. Por lo que la familia querría una prisión que se encontrase lo más cerca posible a un lugar con vuelos directos y cortos”.

La opción de Álava, donde vive toda la familia de Urdangarín, quedaría entonces descartada. No hay vuelo directo desde Ginebra a ningún aeropuerto vasco. Sí a Madrid, que está cerca de Segovia y de Alcázar de San Juan. También los hay a Barcelona. Además, en Cataluña, comunicadas por carretera, hay prisiones de tamaño mediano, aunque no existen los módulos de respeto.

Buscando a su ángel de la guarda

La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin

La entrada de Urdangarín en prisión será un duro golpe para el matrimonio.

Una persona que prefiere guardar el anonimato relacionada con el entorno de prisiones siente compasión por lo que supondría para Urdangarín un entorno como Brieva: “Sería una doble condena. Aquello está completamente aislado de la civilización. ¿Qué va a hacer? ¿Salir al patio cuando no estén las reclusas y echar carreras él solo? Sería lo más cómodo para Instituciones Penitenciarias; pero, psicológicamente, no le beneficiaría a Urdangarín en absoluto. Yo le veo más en un módulo de respeto en Segovia… Rafael Vera estuvo incluso la primera vez allí. Lo más idóneo es un módulo de respeto. Y lo más importante, encontrar un compañero que lo vigile y que cuide de él; porque el impacto mental para una persona como él que entra en prisión puede ser brutal”.

De otra opinión es Jorge de la Hidalga: “En la cárcel de Brieva viviría una situación muy cómoda, casi de retiro, más solo que la una; pero sin ningún peligro de que nadie utilice la fuerza contra él. Eso sí, estaría solo y aburrido”.

El tiempo ha pasado factura al hombre que contrajo matrimonio con la Infanta Cristina con un perfil de ganador absoluto.

Una fuente de Instituciones Penitenciarias que conoce por dentro las prisiones ha manifestado: Se le internará en un lugar donde esté lo mejor posible; en un módulo de respeto de absoluta confianza”. Y su ángel de la guarda, su compañero, será alguien con un nivel social alto o medio con un pasado delictivo desconocido para el gran público. No lo van a meter jamás con los de las tarjetas negras ni con otros presos conocidos.

Nuestra fuente presupone que Iñaki Urdangarín es listo; ha trabajado en equipo y sabría integrarse perfectamente y acatar las normas de los módulos de respeto. Un régimen que se experimentó por primera vez en Mansilla de las Mulas (León) y donde las celdas permanecen abiertas durante el día; pues supuestamente nadie roba, lo que es impensable en un módulo tradicional.

Iñaki Urdangarin llegando a la audiencia de Palma de Mallorca 23/02/2017

Iñaki Urdangarín llegando a la audiencia de Palma de Mallorca.

Hay autogobierno y no se dan brotes de violencia, pues se expulsa a quien los organiza. A cambio, debería comprometerse a mantener la celda limpia y ordenada, barrida y fregada a diario; limpiar los cristales, el servicio y el lavabo, no sacudir los cepillos o fregonas en los pasillos o rejilla de la galería, etc… “Seguro que lo haría de buen grado. Estar ocupado desde la mañana a la noche es la mejor forma de soportar la prisión. Eso y el buen trato con los compañeros”, afirma nuestra fuente.

¿Cómo afrontará la cárcel Iñaki Urdangarín? ¿Cuál es su perfil psicológico? Eduardo Inda, coautor de Iñaki Urdangarín, un conseguidor en la corte del Rey Juan Carlos piensa que no está preparado para entrar en prisión, como nadie lo está en su caso. No es una persona que provenga de un ámbito delincuencial, no lo va a pasar bien. Su personalidad es la de un hombre frívolo, obsesionada por el dinero. Carece de la sangre fría necesaria para enfrentarse a situaciones muy duras; le falta lo que llamamos cuajo. Va a sufrir mucho”.

La Infanta, con él hasta el final

La infanta Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarín durante el juicio del Caso Nóos.

Tanto José Apezarena como los amigos de la infanta y su marido pronostican que el mejor apoyo de Iñaki Urdangarín, será, como siempre ha sido, su mujer. “La estabilidad de esta pareja queda fuera de toda duda. Tienen cuatro niños y una niña muy pequeña. No habrá separación hasta que hijos de los exduques de Palma sean mayores; y eso si la hay, porque está enamorada. Ella, además es creyente; y un divorcio sería para ella algo más que un fracaso. Él es menos practicante, pero procede de una familia tradicional y muy numerosa”.

Los que han tratado y siguen tratando al matrimonio, afirman que la difícil situación que padecen les ha unido aún más. “No es cierto que no tengan quien les quiera. La mejor sociedad de Ginebra les ha abierto las puertas; están convencidos de que lo que le ha ocurrido es un golpe mortal contra la Monarquía. Y también de que, si él se hubiera encargado de ello, habríamos tenido los Juegos Olímpicos en España. Ni es frívolo ni es altivo. En Ginebra ellos son Cristina e Iñaki. Un matrimonio normal que va con sus hijos a todas partes.”

Los vis a vis de la Infanta y su marido

Cristina ha sido el mejor apoyo para su marido en estos meses.

Dicen que la distancia es el olvido, y que la cárcel es un método para poner a prueba la estabilidad de una relación. Iñaki podrá ver a su familia todos los fines de semana a través de un cristal. También tiene derecho a un vis a vis íntimo con su pareja; y un vis a vis familiar con varios miembros de su familia una vez al mes. La cifra puede aumentar por buen comportamiento. Son los premios que se dan a los presos para incentivarlos y como recompensa. El abogado puede ir a verle todos los días, también a través de ese cristal.

¿Qué le espera a la infanta? Las noches frías en soledad en Ginebra preguntándose qué será del hombre que ama; quien dispondrá de 100 euros semanales para gastar en el economato si ingresa en una cárcel que no sea catalana. Y tendrá que hacer sus encargos de aparatos electrónicos, libros o cebollas, si viene al caso, al demandadero; la persona que se encarga de hacer los pedidos desde prisión para los presos.

Iñaki podrá ver a su familia todos los fines de semana a través de un cristal. También tiene derecho a un vis a vis íntimo con su pareja al mes.

El dinero se le descontará de su peculio, la cuenta corriente de la cual dispone y donde Cristina o cualquiera podrá hacerle ingresos para que no se quede sin efectivo. Uno de los motivos por los cuales se procura que en la medida de lo posible los reos que compartan módulo con los reclusos “de cuello blanco” sean de clase media o clase mediaalta suele ser que no estén pidiéndoles todo el día que les inviten a un café. “Porque no es lógico, ni tampoco saludable, que los ricos se hagan con una guardia pretoriana… Como le ocurrió a un preso muy famoso con mucho dinero”.

Cuando tuviese lugar el vis a vis, tendría que ser Iñaki el encargado de comprar las chuches, las palomitas y los refrescos en el economato; porque, aunque la familia pueda llevar paquetes, las normas impiden que se consuman allí sin ser revisados. ¿Y cómo llevaría la Infanta los cacheos? No suelen ser muy exhaustivos. Se intenta no violentar a los familiares; a lo sumo, pasar por un arco y abrir el bolso.

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarín pasean con sus cuatro hijos por Ginebra

Desde 2013 los Urdangarín viven en Ginebra. Allí han desarrollado una vida tranquila. Sobre todo, los cuatro hijos de la pareja.

Un funcionario de prisiones consultado duda mucho de que le pasen la raqueta a la infanta, que irá rodeada de escoltas, y de la misma impresión es el asesor en materia penitenciaria Jorge de la Hidalga. Y sin embargo, según Eduardo Inda, “el Rey, Felipe VI, está dispuesto a que se respete la justicia y se cumplan las leyes en el caso Nóos como con cualquier otro ciudadano”.

El talante de Cristina, diversas opiniones al respecto

Inda, el periodista que, junto con Esteban Urreiztieta, comenzó a investigar el caso Nóos, afirma que el peor pecado de la Infanta ha sido la soberbia. “Pudo haber llegado a un acuerdo, depositar en un juzgado la cantidad que supuestamente su marido habría obtenido de forma ilícita y ya está… Tal y como le recomendó un importante abogado”. Pero hay quien considera que Cristina, por ser quien es, ha sido educada como hija de un Rey; y los Reyes e hijos de Reyes antaño no tenían que dar explicaciones.

Infanta Cristina

La hermana mediana del rey Felipe VI ha sido muy criticada por la opinión pública durante todo el proceso.

No hace sino honor a la majestad que se le presupone manteniéndose altiva y firme ante las adversidades; sin ceder, alejada un tanto de la realidad. Una amiga suya, a quien ella trata como una igual, afirma que tiene sus propios mecanismos de defensa; que es “una mujer encantadora que se siente amenazada”. Que no cree que haya obrado mal y está dispuesta a todo por un hombre del que sigue apasionadamente enamorada, Iñaki Urdangarín.”Todo un padrazo que lo que peor va a llevar es estar alejado de sus niños”.

Un tercer grado muy difícil

“Estamos ante una situación histórica: el marido de la hija de un Rey entrando en prisión. Plantea un problema muy importante, no solo para Instituciones Penitenciarias, sino también para la Justicia. No le van a dar el tercer grado pronto. Hay casos de personas condenadas a cinco años que salen de la cárcel a los seis meses; pero en este caso no me creo que pueda pasar. Y es legal, porque dos y dos no son siempre cuatro. La casuística es muy complicada. El fiscal se opondría por el escándalo que ello representaría tanto nacional como internacional”, afirma Santiago Arteche.

20 años de Iñaki y Cristina

Una imagen de archivo de la pareja. Según afirman los que les conocen, ambos siguen igual de enamorados que el primer día.

El asesor en temática penitenciaria, Jorge de la Hidalga afirma: “Cuando cumpla la cuarta parte ya podrá solicitar los permisos para salir de prisión. Los primeros se los denegarán. Pero como es una persona que no es conflictiva, se trata de su primer delito y mantendrá buenas relaciones con otros reos, al tercer o cuarto permiso bien disfrutado, cuando pasen tres años, sin llegar a los cuatro, ya estará en la calle con el tercer grado en semilibertad, con régimen abierto. Ya puede trabajar, estudiar y hacer todo lo que quiera. Le podrían poner una pulsera telemática, vivir en casa y ya está”.

*Por Sara Olivo/ Artículo original publicado en el número de Gente de febrero de 2017.

Dejanos tus Comentarios