Iñaki Urdangarin, ¿a casa por Navidad el año que viene?

La historia de la infanta Cristina podría llegar a la gran pantalla

Iñaki Urdangarín a su llegada a Madrid un día antes de ingresar en prisión.

Este verano, exactamente el 18 de junio, la prisión de Brieva en Ávila acogía a Iñaki Urdangarin para que cumpliera su condena de 5 años y diez meses. Pero tan solo dos meses después, al ex Duque de Palma ya le han concedido el segundo grado penitenciario.

Ha sido la Junta de Tratamiendo de la cárcel abulense de Brieva quien otorgaba este segundo grado a Iñaki con el que podrá aprovechar algunas ventajas durante su condena. Lo que ha resultado un tanto inusual porque habitualmente se le concede a presos que ya un cumplido un año completo de su pena.

Ventajas del segundo grado

Urdangarin ya disfruta del segundo grado penitenciario

La noticia le ha dado fuerzas para continuar con su día a día en la cárcel.

El marido de la infanta Cristina se encuentra aislado de las 100 mujeres con las que comparte prisión.  En su día a día dedica el tiempo a la lectura, al deporte y a realizar paseos en el patio, 175 metros que dispone para el solo. Aunque esta rutina no se ha visto afectada por las ventajas del segundo grado.

La concesión del segundo grado permite a Urdangarin solicitar permisos una vez que haya cumplido un cuarto de su carrera, es decir una vez que hayan pasado 17 meses y medio. A partir de aquí puede disfrutar de 36 días al año de salidas. Esto significa que el ex Duque podrá pasar en familia las navidades del año que viene.

Iñaki Urdangarin desea reencontrarse con su familia

Juan Valentín ya ha visitado a su padre, Iñaki Urdangarin, en la cárcel

Urdangarin ha recibido la visita de varios miembros de su familia durante estos dos meses.

«Son clasificados en segundo grado los penados en quienes concurren unas circunstancias personales y penitenciarias de normal convivencia, pero sin capacidad para vivir, por el momento, en semilibertad», decían desde las Instituciones Penitenciarias.

Algunos medios aseguran que el cuñado del rey ya ha solicitado su primer permiso. Está claro que Iñaki no quiere desaprovechar la oportunidad de pasar las navidades del año que viene con su familia. Ahora está en la mano de la Junta de Tratamiento que aprueben la salida. Pero hasta el año que viene, hay tiempo.

Déjanos tus Comentarios