El bebé de David Silva ha sido, por fin, dado de alta

David Silva, muy preocupado por la salud de su hijo recién nacido

David Silva en una rueda de prensa de la Selección Española de fútbol.

A finales del pasado año la vida de David Silva daba un giro radical. Llegaba al mundo Mateo, su primer hijo. Un nacimiento que llenó de preocupación al futbolista y a su mujer. Esta daba a luz cuando se encontraba aún en el sexto mes de embarazo. Un parto prematuro que ha obligado al bebé a estar cinco meses ingresado en el hospital. Sin embargo, esta etapa ha terminado con éxito tras cinco meses de miedos e incertidumbres.

El pequeño Mateo puede al fin disfrutar de su casa puesto que ha sido dado de alta. Una noticia que el futbolista ha querido compartir radiante de alegría con todos sus seguidores, amigos y familiares. “¡Por fin nos vamos a casa! Estaremos eternamente agradecidos con el increíble equipo de las unidades de Maternidad y UCI pediátrica del Hospital Casa de Salud por la profesionalidad y el trato humano que nos han demostrado estos 5 largos meses. Simplemente Gracias“, decía con una foto en la que le acompaña el equipo médico. Muchos de ellos ya se han convertido en parte de su familia.

Adiós a la que ha sido su casa

David Silva

David Silva junto al equipo médico que le ha acompañado este tiempo. / Redes sociales.

En estos meses, David ha vivido con la maleta a cuestas. Tiene su base en Inglaterra, donde juega con el Manchester City. También forma parte de la Selección Española. Sin embargo, se ha desplazado hasta Valencia varias veces al mes para conocer en primera persona los avances de su pequeño guerrero. Por supuesto, también para hablar con los profesionales de neonatos acerca del estado de salud de Mateo. Un bebé que ha sido un constante ejemplo de fortaleza y ganas.

De hecho, durante las primeras semanas tras este nacimiento prematuro extremo, David Silva se ausentó por completo de sus compromisos profesionales. Algo para lo que contó con el  apoyo de todo el mundo del fútbol. Desde diferentes equipos le mandaron ánimos en sus peores momentos. “No sé cuándo volverá. Regresará cuando esté listo. Su vida personal es siempre más importante que cualquier otra cosa“, aseguraba en su nombre su entonces entrenador, Pep Guardiola.

Déjanos tus Comentarios