La familia real danesa despide a Henrik de Dinamarca

La familia real danesa despide a Henrik de Dinamarca

Henrik de Dinamarca no ha tenido un funeral de estado. Sus restos serán incinerados.

El príncipe Henrik de Dinamarca, marido de la reina Margarita, fallecía el pasado 13 de febrero. El consorte real, a sus 83 años, decía adiós a su familia y a su pueblo. No logró superar una grave infección pulmonar que le mantenía hospitalizado desde el pasado 28 de enero.

Y, al igual que siempre vivió rodeado de polémica y excentricidad, el entierro de Henrik de Dinamarca no ha estado exento de ambos. Como nunca se le consideró Rey del país danés, exigió no ser enterrado junto a su mujer en la catedral de Roskilde, donde está el mausoleo real. Y sus deseos se han cumplido.

La familia real danesa despide a Henrik de Dinamarca

La reina Margarita de Dinamarca y el resto de la familia real se ha despedido hoy del príncipe Henrik.

Tal y como supimos ayer, Henrik de Dinamarca será incinerado. Sus cenizas descansarán, además, en dos lugares diferentes. Una parte de ellas se lanzará al mar, mientras que otra permanecerá junto a los suyos. Y es que la Familia Real danesa va a esparcir sus cenizas en los jardines privados del Palacio de Fredensborg.

Unos deseos que han generado polémica, ya que los medios daneses han hablado de una «llamativa elección sin precedentes en la historia de la Familia Real». También se ha generado debate sobre si ha sido acertada la elección de una ceremonia privada en vez de un funeral de Estado. Muchos danesas consideran que debería haber sido tratado con el mismo honor que la Reina.

Una despedida muy emotiva

La familia real danesa al completo se ha despedido de Henrik de Dinamarca.

La familia real danesa al completo se ha despedido de Henrik de Dinamarca.

Desde hace unos días, los ciudadanos daneses han depositado flores a la entrada del Palacio de Fredensborg; lugar en el que el marido de la reina Margarita decidió permanecer sus últimos momentos. Así, hoy los miembros de la familia real danesa han acudido a presidir el cortejo fúnebre; y también a agradecer a los ciudadanos de Dinamarca las muestras de cariño.

Tras eso, el féretro del príncipe Henrik ha sido trasladado hasta al palacio de Amalienborg acompañado de toda la familia; iba cubierto por la bandera de Dinamarca con su propio Escudo de Armas. Allí, desde el sábado hasta el lunes, su pueblo podrá despedirse de él. El próximo 20 de febrero por la mañana tendrá lugar en la iglesia del Palacio de Christiansborg una ceremonia íntima. Después, los restos del Príncipe serán incinerados para cumplir sus deseos.

Déjanos tus Comentarios