La familia Grimaldi se reúne para celebrar el Día Nacional de Mónaco

La princesa Charlene estaba muy elegante con un abrigo de tercipelo azul.

Como es tradición en el calendario de los Grimaldi, este domingo 19 de noviembre la familia se ha reunido para celebrar el Día Nacional de Mónaco, la fiesta más importante del Principado.

De nuevo el Príncipe Alberto y su mujer Charlene, muy guapa con abrigo azul de terciopelo y pamela a juego, han sido los encargados de presidir los actos conmemorativos de esta señalada fecha.

Los Grimaldi se reúnen para celebrar el Día Nacional de Mónaco

El Principe Alberto de Monaco y Charlene presidenel Día Nacioanal de Mñonaco junto a las princesas Carolina y Estefanía.

El matrimonio estuvo acompañado en este día por la princesa Estefanía, también de azul, y la princesa Carolina, que lució un elegante conjunto gris con cuello chimenea.

Los sobrinos del Príncipe Alberto de Mónaco también se sumaron a la celebración.

Tampoco quisieron perderse los actos Carlota Casiraghi, con abrigo marrón y un gorro años 20 en color berenjena;  Andrea Casiraghi y su mujer, Tatiana Santo Domingo, con llamativo abrigo rojo; y Pierre Casiraghi y su esposa, Beatrice Borromeo, que lució un elegante conjunto en beis y negro.

Pauline y Louis Ducruet, hijos de Estefanía, también participaron de esta celebración.

Louis Ducruet y Camila Gottlieb también estuvieron presentes.

Los pequeños de la casa, los grandes protagonistas 

La familia Grimaldi se reúne para celebrar el Día Nacional de Mónaco

Desde el balcón del Palacio, los mellizos siguieron con atención todos los actos de la Fiesta Nacional.

Pero sin duda, como ya ocurrió el año anterior, los hijos del príncipe Alberto de Mónaco y Charlene, el príncipe Jaime y la princesa Gabriela, que solo asistieron a los actos celebrados en el palacio, se conviertieron en protagonistas de este día tan señalado.

Agenda de actos

La familia Grimaldi se reúne para celebrar el Día Nacional de Mónaco

El Principe Alberto y Charlene asisten en la Catedral de Monaco al tradicional Te Deum.

Los actos comenzaron con el tradicional Te Deum oficiado por el Arzobispo de Montecarlo en la catedral de la ciudad y continuaron, como viene siendo habitual, con el desfile militar celebrado en la Plaza de Palacio, decorada con los colores del Principado.

Para finalizar, todos los ciudadanos han podido contemplar una de las imágenes más deseadas cada año, el saludo desde el balcón de Palacio amenizado por las canciones populares tocadas por la banda justo debajo del lugar por donde se asoman.

 

Dejanos tus Comentarios