Gigi Hadid, la historia de una modelo a la que llaman gorda que se ha hecho viral

gigi-hadid Harta de insultos y críticas, la modelo ha publicado una carta abierta en su cuenta de Instagram respondiendo a todas las provocaciones

Una vez más, vuelven a ponerse en duda los cánones de belleza que exigen a las modelos para subirse a una pasarela. Si hace años la preocupación de que las chicas se mostraran extremadamente delgadas desembocó en una gran polémica, ahora la modelo Gigi Hadid ha sufrido en primera persona un aluvión de críticas a través de las redes sociales acusándola de “gorda”.

Y es que, si bien es cierto que en algunas ocasiones sus curvas destacan sobre las de sus compañeras, la modelo presume de una figura más que atractiva y visiblemente saludable. Es por este motivo, por lo que la joven americana ha decidido decir basta y denunciar su caso públicamente con una carta compartida a través de su cuenta personal de Instagram.

En ella, Gigi viene a decir que no es necesario cumplir con el prototipo de belleza femenina para triunfar sobre las pasarelas. En su caso, con tan solo 20 años, ha logrado desfilar para grandes firmas internacionales como Versace, Tommy Hilfiguer o Balmain. Cansada de comentarios obscenos y de que la tachen de enchufada (su familia es muy popular en su país), la modelo ha querido zanjar la polémica con dicho mensaje, unas palabras cargadas de sinceridad, rotundidad y naturalidad. A continuación, la reproducimos:

gigi-hadid1“Mucha gente es muy ágil al lanzar opiniones negativas este mes -en el que se concentran las Semanas de la Moda-. Sí, los juicios en las redes sociales provienen de personas que, en el 99% de los casos, no tienen idea de qué están hablando, pero soy humana, y no voy a mentir, esa negatividad me ha afectado.

He llegado a la conclusión de que cuando una llega a este punto es importante pensar por qué estás haciendo lo que haces. Cual es tu mensaje. Qué tienes que decir. No, no tengo el mismo tipo de cuerpo que el resto de las modelos en los desfiles. No, no me creo la mejor en ningún desfile. Sí, quiero tener una forma de desfilar única pero también sé que tengo que mejorar. No, no soy la primera ni la última modelo de mi tipo en la industria.

Podéis inventar todas las razones que queráis para explicar por qué estoy donde estoy pero, de verdad, soy una gran trabajadora que confía en sí misma, una confianza que empezó al tiempo que sentí que la industria estaba preparada para un cambio. Sólo estoy haciendo mi trabajo. Represento un tipo de cuerpo que antes no estaba representado en la moda, y me siento afortunada por ser apoyada por diseñadores, estilistas y editores que sé que saben muy bien que esto es moda, es arte; y no puede ser siempre lo mismo.

Estamos en 2015. Pero si vosotros no sois de esas personas, no explotéis vuestra rabia contra mí. Sí, tengo tetas. Tengo abdominales, tengo culo, tengo muslos, pero no estoy pidiendo un trato especial. Entro dentro de las tallas de muestra. Vuestros crueles comentarios no hacen que quiera cambiar mi cuerpo, no hacen que quiera decir “no” a los diseñadores que me piden que esté en sus desfiles. Si no quieren, no estaré. Así es cómo es y cómo será. Si no te gusto, no me sigas, no me mires, porque no me iré a ningún sitio. Si no tuviera el cuerpo que tengo, no tendría la carrera que tengo.

Me encanta poder ser sexy. Estoy orgullosa de ello. Lo he dicho antes… Espero que todo el mundo llegue a un punto en su vida en el que puedan hablar de cosas que le inspiran, y no sobre cosas que destrozan a otros. Si no quieres formar parte del cambio, al menos, ábrete a él, porque está irremediablemente sucediendo. Feliz Paris Fashion Week. Besos, G.”

Dejanos tus Comentarios