Georgina Rodríguez, la calma de Cristiano ante la tormenta

Georgina Rodríguez, la calma de Cristiano ante la tormenta

Georgina ha querido estar junto a su pareja en un día tan importante para él.

No era un momento fácil para Cristiano Ronaldo. El futbolista tenía que acudir a la Audiencia Provincial de Madrid para refrendar el acuerdo al que llegó para solucionar los problemas fiscales que ha tenido. Sin embargo él se ha mostrado muy tranquilo, seguro y sonriente. No era para menos ya que de su mano iba una igualmente sonriente Georgina Rodríguez.

Ella se ha convertido en su mejor apoyo, su gran aliada. Si hay que ir a gritar al campo para que se disipen las dudas que puedan quedar sobre quién es el mejor, se hace. Y si hay que arreglarse y lucir la mejor de sus sonrisas para acompañar a su chico al juzgado, pues también se hace.

Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo, más unidos que nunca

Georgina Rodríguez, la calma de Cristiano ante la tormenta

A su llegada al juzgado han lucido su mejor sonrisa.

No se esperaba que Gio acompañara a su pareja en este momento. A pesar de las sonrisas de ambos, no es un trago fácil. El futbolista reconoció haberse beneficiado a través de la sociedad que creó para declarar impuestos. Tuvo que pagar una multa millonaria (18,8 millones de euros) y le fue impuesta una pena de 23 meses de cárcel que no tendrá que cumplir.

Tal vez por no ser una situación fácil, Georgina ha querido estar al lado de su pareja. Esta situación incomodaba en extremo al futbolista ya que, según apuntan en diferentes medios, el astro del balón habría pedido acceder al recinto de forma privada para no ser captado por las cámaras. Al serle denegada ha optado por mostrar su mejor cara.

Muy centrada en su familia

Georgina Rodríguez, la calma de Cristiano ante la tormenta

Georgina está muy volcada en el cuidado de los pequeños de la casa. / Redes Sociales.

Desde que se mudaron a Turin, la vida de Georgina ha estado volcada en su familia. La joven dedica la mayor parte de su tiempo a cuidar de los tres pequeños que tienen en casa. Mateo y Eva y Alana Martina tienen casi la misma edad por lo que sus necesidades son muy parecidas. Los pequeños crecen a pasaos agigantados y no paran de aprender cosas nuevas, sorprendiendo a su madre a diario.

Déjanos tus Comentarios