Genoveva Casanova: «Hemos llegado a temer por la vida de Cayetano»

tx

Con la llegada de la Navidad toca hacer balance de lo vivido en el último año. Doce meses en los que Genoveva Casanova se ha enfrentado a una montaña rusa de sentimientos y emociones, pero también a un enorme susto provocado por el estado de salud de su exmarido y padre de sus hijos, Cayetano Martínez de Irujo. El hijo menor de la duquesa de Alba tuvo que ser intervenido de urgencia por una obstrucción intenstinal y días después por una peritonitis. Dos intervenciones que a punto han estado de costarle la vida al jinete.

«Todos nos hemos asustado mucho y hemos llegado a temer por su vida, pero lo importante ahora es que todo se resolvió, que ha salido de esta y que él mismo lo va a poder contar», confirmaba la mexicana. Sin embargo, el aristócrata aún permanece ingresado y no tiene fecha prevista para el alta. «El doctor no se atreve a decir nada relativo a eso porque las evoluciones son pequeña, pero están pasando. Tampoco le ha dado aún indicaciones sobre si tendrá que seguir un tratamiento o una rehabilitación», adelantaba.

Por tanto, los planes que tenía el conde de Salvatierra de pasar estas fiestas en Kenia se han descartado y están aún organizando esos días tan especiales. Unos días que Genoveva no ha querido adelantar si pasará con su pareja, Jose Mª Michavila, con el que ha superado una reciente crisis y con quien lucha para hacer que su historia tenga un final feliz. «En estos meses he aprendido muchísimo de él», cuenta.

Además, se defiende de los que han opinado mal de ella por acompañar al exministro y a sus cinco hijos al funeral de Irene Vázquez, la mujer del político. «Cuando fallece alguien a quien tienes mucho cariño y se hace una misa en su honor, lo lógico es ir», zanjaba. Y aunque a la duquesa de Alba también la tenía un enorme cariño, dice que se ausentó de su

 

 

Déjanos tus Comentarios