Leonor, Amalia, Elisabeth e Ingrid: las futuras reinas de Europa

futuras reinas

Las futuras reinas de Europa: Leonor de España, Amalia de Holanda, Elisabeth de Bélgica e Ingrid Alexandra de Noruega.

Las monarquías europeas saben que su futuro tiene nombre de mujer. Al menos cinco de las diez Casas Reales de nuestro continente, queda por ver qué ocurre con la familia real de Luxemburgo, tienen como herederas a una princesa. Un camino hacia las nuevas reinas europeas que no siempre ha sido fácil. Ya que en muchas casos se han dado con la ley de frente que aún, en el año 2019, sigue favoreciendo a un heredero al trono masculino.

Un ejemplo de ello es el de nuestra princesa de Asturias, Leonor. Por desgracia en España la ley Agnación continúa vigente (mientras la ley sálica elimina a las mujeres del derecho a heredar, la ley agnaticia las pone por detrás de los varones).

Las claves de las futuras reinas

La princesa Amalia atiende a las jóvenes que le piden hacerse selfies con ella durante un acto oficial.

Así lo recoge una modificación de nuestra Constitución, donde en su artículo 57.1 explica: «la sucesión en el trono seguirá el orden regular de primogenitura y representación, siendo preferida siempre (…) el varón a la mujer». Sin embargo, al haber nacido tras Leonor la infanta Sofía, ese cambio en pro de la igualdad quedó relegado, al menos una generación más. La princesa de Asturias se convertirá de esta forma en nuestra reina. Al igual que ocurrirá con Amalia de Holanda, un país con una dinastía repleta de reinas.

Ahora, como princesa heredera, Amalia comienza a participar en actos oficiales. Sus padres, los reyes Guillermo y Máxima, aseguran que su mayor responsabilidad es que crezca con normalidad y libertad para poder ser una buena reina. Un futuro con corona que también está esperando Elisabeth de Bélgica. A punto de cumplir los 18 años, será la primera reina belga que no sea consorte o por regencia.

Los próximos retos de las princesas

La princesa Victoria explica que siempre intenta enseñar a la pequeña Estelle el motivo de los actos y viajes oficiales de la familia real para transmitirle su implicación.

Una intensa activa agenda oficial a la que se suma Ingrid Alexandra de Noruega. La primogénita de los príncipes herederos Haakon y Mette-Marit, asiste con regularidad a actos institucionales en los que aprende a desenvolverse en público y está acostumbrada desde niña a compartir con la opinión pública los momentos más importantes de su vida, como son sus cumpleaños y el primer día de cada curso escolar.

Una transparencia que también emana la benjamina del grupo, Estelle de Suecia. Aunque mucho más pequeña, a sus 7 años, la hija de la princesa Victoria de Suecia acude a numerosos actos oficiales, especialmente relacionados con el deporte y la naturaleza. Ahora queda esperar a ver cómo se enfrentan las nuevas generaciones de royals a los nuevos retos del planeta, como el cambio climático o mantener el contacto directo con los ciudadanos.

Déjanos tus Comentarios