¿Más maduro y responsable? Froilán la vuelve a liar

froilan

Froilán lo ha vuelto a hacer. De nuevo está en boca de todos.

Parece que cumplir 20 años no ha cambiado en absoluto la forma de ser de Felipe Juan Froilán. De hecho habría sido de los más sorprendente ya que nadie madura de la noche a la mañana. Sin embargo cualquiera habría pensado que, alguien que es constantemente cuestionado por todo lo que hace trataría de mantenerse en un segundo plano.

Froilán no es así. A él le gusta pasarlo bien con sus amigos, ir de fiesta por la noche, reír y cantar a gritos. Y, por lo visto, saltarse las normas de tráfico y que todo el mundo se entere. La pasada tarde en Sálvame emitieron una imágenes que lo confirman.

Las redes sociales su peor enemigo

Froilán

Froilán viajando en moto, sin casco y haciendo señas a los amigos que lleva detrás grabando. / Mediaset.

Si bien es cierto que el sobrino del Rey tiene sus cuentas en redes sociales protegidas, esto no impide que sus amigos presuman de las hazañas que realizan en las noches de verano. Esto es precisamente lo que ha pasado, ya que alguno de sus compañeros de correrías ha publicado un vídeo en el que se puede ver cómo el joven Froilán viaja en moto y sin casco.

Si ya de por sí esto es toda una temeridad, además la actitud de los jóvenes tampoco es lo más prudente. Felipe se va girando para mirar a quienes van en otra moto detrás de él, les hace amplios aspavientos para alegría y regocijo de quien graba el vídeo. Si bien es cierto que los jóvenes no llevan gran velocidad, nada es excusa para poner en riesgo su vida y la de la gente de su alrededor. Por si esto fuera poco, también han publicado imágenes del joven de pie en un descapotable bailando al ritmo de la música.

La anécdota de María Patiño

Froilán

María Patiño no pudo evitar aconsejar a Froilán que se centrara. / Mediaset.

Patiño afirmó sentir un cariño especial por Froilán y aseguró que el joven le inspira ganas de protegerle por lo mucho que ha estado expuesto. Por ello, en cierta ocasión que se lo encontró en un evento, no dudó en acercarse y, sin ni siquiera presentarse, aconsejarle «lo que tienes que hacer es no dar tantos disgustos a los abuelos y estudiar». Tras este impactante momento, el joven se mostró muy amable y le saludó con dos besos. Ella le correspondió con un abrazo. Sería interesante escuchar la versión de esta historia que cuenta Froilán.

Déjanos tus Comentarios