Francisco Rivera y Lourdes Montes dan la bienvenida a su hijo Curro

Fran Rivera y Lourdes Montes ya son padres por segunda vez

Fran Rivera y Lourdes Montes ya son padres por segunda vez.

Por fin Fran Rivera y Lourdes Montes pueden tener a su segundo hijo en brazos. La pareja llevaba tiempo esperando poder dar la buena noticia y parece que Curro ha decidido que este era el momento perfecto para llegar al mundo.

Un regalo de Reyes que llega con un poco de retraso pero que seguro eclipsará cualquier otra cosa que sus majestades de oriente hayan dejado en casa de los Rivera. El nacimiento del pequeño de la casa ha sido muy esperado tanto por su padre, emocionado de ser padre de nuevo, como por su madre, a quien estas últimas semanas se le estaban haciendo un poco largas.

Fran Rivera ya tiene un varón

Tana Rivera deja Madrid y se muda a Sevilla con su padre

Fran junto a su hija Cayetana, que ya tiene 19 años. 

Tras ser padre de dos hijas, Fran Rivera no ocultó la ilusión que le hizo descubrir que el bebé que venía en camino sería un niño. No dudó el nombre ni un momento, se llamaría Francisco Rivera, como su padre y su abuelo. Y cómo su tío y su primo también. Eso sí, Lourdes dejó claro que este pequeño sería Curro.

Aunque siempre les pareció más importante que nada que viniera sano y fuerte, Fran quería que fuera niño. Él ya ha sido padre dos veces y ambas han sido niñas. Cayetana, uno de sus grandes amores, fruto de su matrimonio con Eugenia Martínez de Irujo, y Carmen, la primera hija que ha tenido junto a Lourdes Montes.

Emocionados por el nacimiento

Fran Rivera y Lourdes Montes ya son padres por segunda vez

“Ya mismo vamos a ser uno más… cerqui de quirófano”, escribía Fran junto a esta foto, ya preparado para entrar a quirófano. / Redes sociales.

Poco antes de que Curro llegara al mundo su padre ya anunció que su nacimiento era cuestión de minutos. Una gran noticia para él, que se moría de ganas, pero también para Lourdes, ya que ha llevado este segundo embarazo peor que el primero. Claro que con el de Carmen no tuvo ninguna molestia, por lo que no era fácil tener tanta suerte dos veces. Además ahora tiene que hacerse cargo también de la peque, por lo que el cansancio se multiplica.

Déjanos tus Comentarios