Fernando Verdasco y Ana Boyer abandonan el hospital con su hijo

Ana Boyer y Fernando Verdasco, muy felices abandonando el hospital

Ana Boyer y Fernando Verdasco, muy felices abandonando el hospital.

Ana Boyer y Fernando Verdasco rebosan felicidad desde que diera la bienvenida el mundo a su primer hijo. El pequeño Miguel, cuyo nombre hace honor al padre de Ana, nació el pasado martes 26 de marzo a las 21:00 y pesó 2,900 kilos. Ahora además ya pueden disfrutar de él en casa ya que la pareja ha abandonado el hospital.

Aunque no han posado en la puerta, poco ha tardado en llegar la primera imagen del pequeño y es que Fernando no ha podido contener las ganas de presumir de su hijo. El tenista ha compartido en sus redes sociales una tierna instantánea.

Fernando Verdasco presume del pequeño Miguel

La primera foto del hijo de Ana Boyer y Fernando Verdasco

Esta es la foto que ha publicado el tenista. / Redes sociales.

Fernando solo ha tardado un par de días en publicar en su cuenta de Instagram la primera foto del recién nacido. El tenista, como buen padre orgulloso, no ha dudado en agradecer a sus seguidores todos los mensajes de cariño que ha recibido desde el nacimiento del pequeño.

«¡¡Muchísimas gracias a todos por vuestros mensaje de cariño y felicitaciones de parte de los 3!! La Mejor Experiencia. Felicidad Máxima», escribía Fernando en el pie de foto. En la tierna instantánea podemos ver que la manita del pequeño Miguel agarra uno de los dedos de su padre.

Ana Boyer se está recuperando

La primera foto del hijo de Ana Boyer y Fernando Verdasco

Ana todavía no ha hecho mención a su hijo en redes sociales. / Redes sociales.

Desde que la hija de Isabel Preysler diera a luz se encuentra recuperándose. Aunque todo salió bien durante el parto, Ana necesita descansar. La mujer del tenista ingresó a las 10 de la mañana el martes en un hospital madrileño. El pequeño Miguel no nació hasta casi doce horas después. Isabel Preysler estuvo a su lado y las visitas no tardaron en llegar al hospital. Ana y Fernando tenían muchas ganas de tener a su hijo entre los brazos y ahora están encantados con el pequeño.

Déjanos tus Comentarios