Felipe VI, ¿recuerdas la faceta como presentador de televisión del Rey de España?

Felipe VI durante una pausa del rodaje de ‘La España salvaje‘.

El rey Felipe VI mantiene una agenda oficial de lo más intensa, con actos civiles y militares casi a diario. Sin embargo debemos recordar una faceta mucho más sorprendente de nuestro monarca. El entonces Príncipe de Asturias se puso frente a las cámaras de televisión hace más de treinta años. Una actividad para muchos olvidada o desconocida de la que ahora recuperamos todos los detalles.

El joven príncipe Felipe, dada su faceta como Jefe del Estado, debía ser aún más conocido por el gran público. Mostrando su lado más cercano y natural. Así nació una serie de televisión donde el futuro Rey ejercía de periodista (cosas del destino) para dar a conocer la flora y fauna de nuestro país: La España Salvaje.

La gran implicación de Felipe VI

El Rey, charlando con miembros del equipo, se implicó al máximo en este proyecto. Sus capítulos se pueden redescubrir en la página web de RTVE.

Se trataba de una serie documental de diez episodios emitidos por Televisión Española. Una idea que Borja Cardelús presentó al Príncipe de Asturias. El rey Felipe VI dijo que aceptaba hacerla con dos condiciones: no dar una imagen oficial e implicarse realmente en la realización de los documentales. Además de concienciar sobre la necesidad de proteger el medio ambiente. «Aceptó en el mismo momento en el que se lo propusimos«, comentó Cardelús sobre el entusiasmo del Rey.

Emitidos en 1996, cuando don Felipe contaba con 28 años en ese momento. Él ejercía de presentador y narrador de los episodios. Permitiendo conocer la vida rural desde muchos puntos de vista. Así, el Rey viajó entre olivares, descubrió la vida del lobo, comió con agricultores o durmió en albergues perdidos en la alta montaña.

«Siempre era uno más»

«Desde el primer minuto me dio una gran sensación de normalidad«, explicó Miguel María Delgado.

Muchas anécdotas que uno de los responsables del programa ha narrado en varias ocasiones. «Al principio uno tiene cierto reparo, pero su reacción siempre era la de uno más», explicaba uno de los responsables de la producción, Miguel María Delgado. Además de destacar como «se tomó el trabajo muy en serio» y que «lo más sorprendente es la parte humana del personaje». 

Una gran valoración que continúa el productor del espacio. «Supo crear un ambiente distendido que nos hizo sentimos cómodos a todos, él el primero».  La serie, un gran éxito de audiencia, fue una de las más ambiciosas de TVE, con un presupuesto de 500 millones de pesetas. Emitida los domingos por la tarde nos permitió disfrutar de la naturaleza ibérica recordando el espíritu de Félix Rodríguez de la Fuente. Además de ver de una forma muy natural a la monarquía. Un espacio que ahora podría retomar las nuevas generaciones Borbón, como Froilán y su hermana, Victoria; o sus primos Irene o Pablo.

Déjanos tus Comentarios