Feliciano López: «Me casé por amor pero no estaba dispuesto a ser un infeliz»

Feliciano López

«He hecho mucho por mi relación, no tiré la toalla»

Se ha convertirlo, sin quererlo, en uno de los protagonistas de la crónica social de este año. Sin embargo, Feliciano López ha intentado refugiarse en su trabajo y así mantenerse en un discreto segundo plano, manteniéndose callado y sin replicar a su ex, Alba Carrillo, que ha contado todas las intimidades conyugales en los medios. Pero el tenista ha decidido romper su silencio y ha hablado alto y claro para The Luxonomist.

«Nunca he valorado contestar a acusaciones, dar entrevistas para callar ciertas cosas o puntualizar a personas que hablan mal de mí, nunca lo he considerado necesario. Yo podría defenderme con argumentos y, es posible, que la percepción de la gente con respecto a mí cambiaría. Nadie sabe la verdad, solo la otra parte y yo. Al final, uno no puede estar todo el rato desmintiendo cosas, porque acabaría entrando en un juego que no creo que me interese. El silencio tiene mucho poder, sobre todo cuando uno sabe la verdad de las cosas», decía el tenista.

Esta discreción lleva siendo su máxima toda la vida y pocas son las ocasiones en las que ha compartido sus preocupaciones con sus allegados, quienes ahora están muy pendientes de él por todo lo que dice Alba Carrillo. «Intento transmitir a mi gente cercana que separarse no es un drama. En mi caso, al haber trascendido y ver que todos opinan sin saber, porque la otra parte ha hecho todo lo posible por dejarme mal a ojos de todo el mundo, hablando mal de mí, de mi familia, ha provocado que los amigos, familiares e, incluso, conocidos, se preocupen un poco por mí. Yo lo intento llevar con naturalidad y les digo a todos que no me voy a amargar porque mi matrimonio haya fracasado. Yo he hecho mucho por esa relación, porque soy una persona que no tira la toalla«, aseguraba al citado medio.

La ex pareja no se ha saludado en ningún momento

Sufriendo en silencio por el desamor

Lo que sí quiere dejar claro Feliciano es que estar callado no significa no pasarlo mal y confiesa que la decisión de separarse no ha sido un trago fácil para él. «Yo he sufrido por esta ruptura pero, a pesar de lo mal que lo he pasado porque no fue fácil tomar una decisión, después de tan poco tiempo y de lo enamorado que yo estaba, creo que ha sido una decisión acertada porque no había salida», declaraba en The Luxonomist.

«Nadie se casa sin estar convencido. Antes de casarme, como en todas las parejas, hubo discusiones, pero estaba muy enamorado y convencido de que el matrimonio iba a ser para toda la vida. Ya casado, empiezan a pasar cosas e intentas poner soluciones, hasta que uno se da cuenta que se casó por amor, pero no está dispuesto a ser una persona infeliz», zanjaba.

Déjanos tus Comentarios