El esquinazo de Feliciano López a la prensa y la noche de las casualidades

Feliciano López

Feliciano López.

Mientras la prensa se instalaba en el photocall colocado a la entrada del Florida Park para fotografiar y entrevistar a los distintos personajes conocidos que acudieron hasta allí para mostrar su apoyo a la presentación del catálogo solidario de los joyeros Chocrón, Feliciano López aprovechaba la parte trasera de la sala para entrar a la fiesta sin ser visto por los medios.

Quizá la intención del toledano era evitar ser preguntado por su exmujer, Alba Carrillo, con la que sigue en pie de guerra; o por las distintas mujeres con las que se le ha relacionado en los últimos meses; o incluso por la inminente boda de su compañero de profesión y amigo íntimo, Fernando Verdasco, a la que se espera que asista.

Noche de encuentros

Precisamente en el interior de la fiesta, que era de carácter privado, coincidió con el futuro primo de Verdasco; se trata de Álvaro Castillejo Preysler, sobrino de Isabel Preysler, quien también declinó posar ante los flashes. También lo hizo para evitar hablar del enlace de su prima menor, Ana Boyer, cuyos detalles aún no se han desvelado por completo.

Álvaro, acompañando a su familia durante el velatorio de Miguel Boyer en Madrid.

Las curiosidades marcaron la noche, y es que Álvaro también se cruzó con el que fuera su tío y su actual mujer, los marqueses de Griñón. Carlos Falcó y Esther Doña sí pisaron el photocall; pero mantuvieron su tónica de dar la callada por respuesta y entraron directamente al local, saltándose a los periodistas.  Eso sí, todo con una enorme sonrisa y sin separarse de la mano.

También pusieron su granito de arena a esta noche solidaria rostros muy conocidos en el mundo del fútbol. Entre ellos, Malena Costa y Mario Suárez; Álvaro Arbeloa y Carlota Ruiz; Raúl González y Mamen Sanz; o Luka Modric, Nacho Fernández y María Cortés o Vicente del Bosque, entre otros.

Los marqueses de Griñón, Carlos Falcó y Esther Doña, muy acaramelados.

Déjanos tus Comentarios