Victoria de Suecia

Victoria de Suecia
 
 

Biografía de Victoria de Suecia

La princesa, cuya sonrisa y buen carácter la convierten en uno de los miembros más valorados de las monarquías europeas, no estaba destinada a ser heredera al trono. Algo más joven que el Rey Felipe VI, por la época por la que nació, hubo quien vaticinó en algunos medios que formarían una pareja perfecta. Una princesa del norte para un  príncipe azul.

Infancia y juventud

Vino al mundo en 1977, cuando aún imperaba la ley sálica. Y aunque las presiones feministas consiguieron abolirla en 1980 cuando ya había nacido su hermano, Carlos Felipe, proclamado heredero al nacer, este fue desposeído de este título. El parlamento sueco aprobó la reforma con carácter retroactivo.

La simpática princesa no podía casarse con un heredero, sino con alguien de un rango inferior al suyo. Incluso con un plebeyo. No en vano, su padre, Carlos Gustavo, contrajo matrimonio con Silvia Somerthlant, una alemana que trabajó como azafata y a quien conoció en los Juegos Olímpicos de Munich, donde participó en la organización y planificación  del evento. Silvia, hija de un industrial alemán, habla cinco idiomas y además domina el lenguaje de los signos. Victoria habla sueco, inglés y alemán y un poquito de francés, pero desgraciadamente ha heredado de su padre un grave problema: la dislexia.

Su formación, sin embargo, ha sido excelente. Estudió, como otros príncipes herederos de monarquías nórdicas, en un colegio público en Bromma y cursó secundaria en Estocolmo. Durante su adolescencia se trasladó a Estados Unidos para mejorar su inglés. Ha estudiado en la Universidad Católica de Angers (Francia) así como en Yale (Estados Unidos).Hizo el servicio Militar y realizó prácticas en empresas privadas y en organismos públicos. En la Universidad de Uppsala cursó estudios sobre conflictos internacionales y paz.

La transparencia de la Casa real Sueca sobre Victoria y sus problemas

Si algo se puede alabar en la dinastía Bernardotte, a la que pertenece Victoria, es la transparencia. No solo no han ocultado la dislexia de Victoria y su padre, también hicieron lo mismo con los graves problemas de anorexia de la heredera. Llegaron a reconocer lo obvio: pesaba 45 kilos y medía un metro y setenta centímetros de estatura. Era el segundo caso de la realeza europea después de Lady Di. Se empezó a hablar de este grave trastorno alimenticio como de la enfermedad de las princesas.

Victoria ha dejado atrás sus problemas alimenticios, pero no otros: sufre problemas de ansiedad. Así lo recordaba antes de su 40 cumpleaños: «Esa ansiedad por no cumplir sigue. He usado distintas herramientas y aprendido a manejarla, la edad ayuda también (…) Es difícil expresar cómo era y en qué consistía, pero de vez en cuando he tenido mucha ansiedad, pensaba que las cosas no eran tan fáciles (…) Me gustaría ser la que ve el vaso siempre medio lleno, pero cuando me estreso, tengo pensamientos negativos. En cambio mi marido es el que siempre ve el vaso medio lleno, él es un buen recordatorio de que se puede pensar de otra forma»

Su vida sentimental

Daniel Westling, su actual marido, ha sido el hombre de su vida, pero su noviazgo no fue un camino de rosas. En el 2002 comenzaron a salir. Él era un preparador físico y la prensa sensacionalista lo etiquetó como un machaca de gimnasio que quería aprovecharse de la princesa. Airearon su noviazgo dejándose ver juntos en un concierto de los Rolling en el año 2003. Desde entonces hasta su boda, Daniel fue refinando su imagen hasta convertirse en un hombre respetado, que ha sabido ganarse el cariño de sus suegros, quien al principio lo contemplaban con recelo.

El 19 de junio de 2010 se casaban en la Catedral de San Nicolás en Estocolmo. Ese mismo día sus padres celebraban 34 años de casados. Tras el banquete nupcial, celebrado en el Palacio Real, se produjo uno de los momentos más emotivos que se recuerdan en una boda de la realeza. Daniel pronunció un sentido discurso en el que llamó a su amada la princesa de corazón, se comparó con una rana de los cuentos de los hermanos Grimm y recordó como Victoria, cuando tuvo que separarse durante un mes de él para emprender rumbo a China y a otros destinos, pasó toda la noche sin dormir para dejarle escritas treinta cartas con el fin de que no le echara de menos.

Daniel Westling, su consorte, es ahora un hombre muy valorado por los suecos. Un equipo de expertos en imagen contribuyó a mejorar su proyección pública. Ha completado sus estudios relacionados con el mundo del deporte -llegó a tener una cadena de gimnasios con más de cien empleados- y ahora es licenciado en Fisiología Actividad Física y Salud.

Un grave problema nefrítico hizo temer por su vida en el año 2009. Salvó la vida gracias a su padre, quien le donó un riñón. El príncipe consorte de Suecia se ha convertido en un firme defensor de la donación de órganos. Comparte agenda de actos oficiales con su esposa, aunque también ha desarrollado labores en solitario.

Victoria y Daniel son padres de dos hijos: la princesa Estela, nacida el 23 de febrero de 2012; y el príncipe Óscar, que vino al mundo el 2 de marzo de 2016.

Su cuarenta cumpleaños

Ahora, cuarenta años después del nacimiento de la que será primera reina de los Bernardotte, toda la familia se ha reunido. Este fue el mejor regalo que recibió Victoria, cuya hermana, Magdalena, vive en Londres. Su hija, Leonor, usurpó protagonismo a su tía tanto en el Te Deum celebrado en la capilla del Palacio Real de Estocolmo como en la recepción posterior. Magdalena no podía hacer carrera de ella. Su prima, Estela -que algún día, si todo transcurre sin contratiempos, reinará como su madre en el país nórdico- también dio grandes momentos a los fotógrafos. La niña es tan expresiva como lo era su madre a su edad.

La princesa Sofía, en la recta final de su segundo embarazo, también centró la atención de los fotógrafos. Fueron dos días de celebraciones, con salvas de cañones, viajes en carroza, entregas de premios deportivos y encuentros con los ciudadanos en las que los Bernardotte volvieron a demostrar sobradamente que forman una de las familias más unidas de las monarquías europeas.



Fotos de Victoria de Suecia

Videos de Victoria de Suecia