Paulina Rubio

Paulina Rubio
 
 

Biografía de Paulina Rubio

Infancia y juventud
Paulina Rubio nació en el seno de una familia relacionada con el mundo del espectáculo. De hecho, era ya famosa antes de nacer. Su madre, Susana Dosamantes, es una de las actrices de telenovelas más importantes del mundo. Paulina esfruto del matrimonio de la bellísima actriz con Enrique Rubio González, una historia de amor muy corta que se inició en 1969 y terminó en 1974. La pequeña princesa mexicana, muy unida a su madre, dio clases de canto, interpretación, jazz, pintura, música y baile en el Centro de Educación Artística Cea. Sus padres tuvieron otro hijo, Enrique. La primera aparición profesional de la estrella en ciernes fue en la película El Día del Compadre, en 1983, donde la jovencita actuaba con su padre. Sin encomendarse a Dios ni al diablo, Paulina, a escondidas, como hiciera Enrique Iglesias con su carrera discográfica, decidió iniciar su carrera artística en el mundo de la música con el grupo Timbiriche. Junto a ellos permaneció diez años. Allí estaba también Thalia, cuya hipotética mala relación con Paulina ha llenado miles de páginas de medios de todo el mundo. Con el grupo grabó diez discos.

Vida privada

Paulina Rubio mantiene actualmente una relación intermitente con el padre de su hijo, Eros. A finales de 2016, cortaron después de que la cantante descubriera que le había sido infiel al fisgar en los mensajes de su móvil. Según medios mexicanos, no fue solo con una mujer con quien “se estaba timando”, sino con varias. Volvieron juntos, se distanciaron después, y al cierre de estas líneas han sido sorprendidos por los paparazzi en actitud cariñosa asidos de la mano en un aeropuerto.

No ha tenido suerte en el amor la chica dorada. Ella y Gerardo se conocieron en el año 2013 cuando el cantante aún estaba casado con Yuriko Sandoval, la madre de sus hijos, Gerardo y Sebastián, que actualmente cuentan 12 y 5  años. Yuriko acusó a Paulina de haberle quitado el marido, e incluso de haberle echado el lazo casi delante de ella durante las audiciones de La Voz. De hecho se dice que llegó a llamar suegra a la madre de Gerry Bazúa delante de ella, según relató a un programa de televisión. Cuando Paulina Rubio conoció a Gerardo se encontraba en plenos trámites de divorcio de Colate.

Siempre se ha dicho que el verdadero amor de Paulina Rubio fue Ricardo Bofill con quien mantuvo una larguísima relación, que se inició antes de que se separara de Chabeli Iglesias. Llegaron a celebrar una boda en África sin validez legal en el año 1999. Estuvieron desde 1995 hasta el 2004 juntos.

Sin embargo, el único hombre con el que ha estado casada es Colate Vallejo-Nájera, ex de numerosas famosas españolas, como Patricia Pérez o Eugenia Martínez de Irujo, entre otras. La fama de Bon Vivant del empresario no asustó a Paulina, quien contrajo matrimonio con él muy enamorada el 30 de abril de 2007.

Tres años después, el 14 de noviembre de 2010, Paulina daba a luz a su primer hijo, Andrea Nicolás-Vallejo Rubio, por cuya custodia, reparto de tiempo, etc., ha litigado durante largo tiempo con Colate tras la separación y posterior divorcio de la pareja. La ruptura se produjo en marzo de 2012.

Carrera profesional

En 1992, lanza con EMI MUSIC Mío, su primer sencillo, que supuso su debut como solista. Tal fue el éxito de esta canción, que llegó a situarse en la primera posición de las listas de éxitos de doce países de Latinoamérica, e incluso ocupó una posición destacada en Estados Unidos. El  LP La Chica Dorada, del que dicha canción formaba parte, se convirtió en número uno en su país.

En noviembre de 1993, Paulina Rubio lanzó su segundo álbum de estudio, 24 Kilates, que dio nombre a su su gira, el  24-K Tour. Entre 1995 y 1997, se consolida en Latinoamérica con El tiempo es Oro y Planeta Paulina. Compagina su trabajo como cantante con su debut cinematográfico en la película Bésame En La Boca de 1994 y la serie Pobre niña rica. En 1996, se incorpora al grupo de cantantes que colaboraron con los Juegos Olímpicos de Atlanta bajo el nombre de Voces Unidas.

En 1996, lanza su último álbum de estudio con EMI. El título del disco es Planeta Paulina, y tuvo difusión mundial. Paulina ya era una it girl cuyas tendencias estilísticas eran copiadas por jóvenes de todo el mundo. Se convierte en una cantante de éxito no solo en Latinoamérica, sino también en Estados Unidos. En 1997 rompe con EMI. En el 2000, graba un sencillo que sirve de promoción del que sería su nuevo álbum, la canción Lo haré por ti. El LP lleva el nombre de Paulina y se lanzó con Universal en el año 2000 tanto en México como en Estados Unidos. Fue el que mayor éxito obtuvo en toda su carrera. Llegó a conseguir un disco de diamante por sus dos millones y medio de copias vendidas en todo el mundo.

En el 2002, debuta en el mercado anglosajón con Border Girl. Fue disco de oro en USA con medio millón de copias. A finales de 2002, inicia una gira con el cantante Enrique Iglesias.

En 2004, lanza Pau Latina, por el que consigue una nominación a los Grammy. Obtuvo en el Festival de Viña de Mar, en Chile, la Antorcha de Plata y también cantó con Coti, con quien grabó Nada fue un error con Julieta Venegas

Luego llegaría el álbum Ananda, en 2006. Una de sus canciones, Ni Una Sola Palabra, logró el número 1 en varios países de Latinoamérica, España y en el U.S. Hot Latin Tracks. Después grabó, en 2009, Gran City Pop. La canción Causa y Efecto obtiene un enorme éxito en todo el mundo.

El 2011 fue un buen año en el aspecto profesional para Paulina, no así en el personal. Su padre, Enrique Rubio, fallecía a los 67 años en un hospital de Ciudad de México.

El 15 de noviembre de 2011, lanza Brava, su décimo álbum de estudio, con diez canciones, siete en castellano y tres en inglés. Un año después, la revista Forbes la califica como una de las mujeres más poderosas de México con estas palabras: «Sus méritos son muchos: es de las pocas estrellas juveniles que logró sobrevivir a la fama temprana y, después, construir una frenética carrera con proyección internacional. La Chica Dorada tiene injerencia en la mayor parte de las decisiones de su nombre-marca, tiene o su propia línea de perfumes y ha sido imagen de diversas marcas. Su fortuna se estima en 33 millones de dólares».

En el 2015, lanza el primer sencillo de un álbum que no ha visto aún la luz, Mi nuevo vicio, siguió Si te vas y Me quema, cuyo lanzamiento tuvo lugar en el 2016.

 



Fotos de Paulina Rubio