Behati Prinsloo

Behati Prinsloo
 
 

Biografía de Behati Prinsloo

Aunque por su aspecto nadie lo imaginaría, la top Behati Prinsloo es natural de Grootfontein, en Namibia, país vecino del lugar de procedencia de su colega de trabajo y amiga Candice Swanepoel, Sudáfrica. Hija de un ministro y una hostelera, fue descubierta con tan solo 16 años por un fotógrafo cuando hacía la compra en el supermercado, en Ciudad del Cabo. Él le dio su tarjeta, y tan solo una semana después, la joven visitó su oficina. En cuanto la fundadora de la agencia de modelos vio sus primeras fotos supo que era un diamante en bruto lo que tenía entre manos, y le pidió que se trasladara a Londres.

Vida personal

Alegre, divertida y totalmente entregada a su trabajo, Behati tiene entre sus compañeras de profesión a sus mejores amigas: las también modelos Candice Swanepoel (con la que compartió, incluso, embarazo, pues las dos se quedaron encinta al mismo tiempo), Coco Rocha y Erin Heatherton. En 2014 contrajo matrimonio con el cantante Adam Levine, vocalista de la conocida banda pop-rock Maroon 5, con quien tuvo, el 21 de septiembre de 2016, a su primera hija: Dusty Rose Levine.

Un Ángel emblemático

2016 fue el primer año desde 2007 en que Behati Prinsloo no estuvo presente en el desfile de Victoria’s Secret. La conocida firma de lencería la fichó en 2007, y desde ese momento se convirtió en uno de los Ángeles más emblemáticos de la marca. De hecho, ha abierto el desfile en dos ocasiones: en 2014 y en 2015. Y en 2016 fue duda hasta el último momento: todo apuntaba a que estaría lista para el desfile en París dos meses escasos después de dar a luz. Sin embargo, finalmente tanto ella como Candice, su BFF, se lo perdieron.

Una enamorada de su trabajo

Aunque afirma que solo hay cinco cosas sin las que no podría vivir (su familia, sus amigos, comida, agua y la luz del sol) para ella su profesión no es solo un trabajo. Asegura que para ella supone haber tenido la oportunidad de viajar a algunos de los lugares más bonitos y exóticos del mundo, conocer gente increíble y vivir experiencias que nunca pensó que viviría. Lo que menos le gusta del trabajo de modelo son las llamadas a horas intempestivas, los retrasos en los vuelos y pasar la mitad de su vida entre un aeropuerto y otro.

La naturaleza, su pasión

Según ha declarado en numerosas ocasiones, siente que tiene una cuenta pendiente: poner en marcha una iniciativa para parar lo que se conoce como “shark finning”, que consiste en cortar las aletas de los tiburones (un preciado ingrediente de la cocina asiática) y dejarles morir en el mar. “Me parte el corazón”, comenta al respecto en la web de Victoria’s Secret.

 



Fotos de Behati Prinsloo